2019 empieza con tres misiones espaciales que harán historia

Empezamos con una de las misiones que en uno de los últimos programas del ya pasado 2018, hablábamos. Nos referimos a las misiones espaciales chinas CHANGE-4 Y CHANGE-5, en donde ya vaticinábamos que sería un éxito dado la perseverancia de los chinos por llegar a la Luna. Y así ha sido.

Esta semana, China confirmó que su misión Change-4 alunizó en la parte más lejana de la Luna, donde hasta ahora ninguna nave ha descendido, de acuerdo a un comunicado estatal.

El lado opuesto o lado oculto de la luna es el hemisferio que nunca se enfrenta a la Tierra, debido a la rotación de la luna. A veces se lo denomina erróneamente el “lado oscuro de la luna”, aunque recibe tanta luz solar como su lado orientado hacia la tierra.

Y AHORA QUE CHINA YA ESTÁ EN LA LUNA, ¿CUÁL ES SU MISIÓN?

En un principio, la misión era llegar hasta esa zona lunar que es como ya hemos dicho, la zona más lejana de la zona donde el hombre con sus misiones lunares había llegado, concretamente las coordenadas lunares son 177.6oE, 45.5oS. Una vez asegurado en la superficie lunar el módulo de aterrizaje, abordará una larga lista de tareas, incluida la realización del primer experimento de radioastronomía lunar de baja frecuencia, observará si las plantas crecerán en el entorno de baja gravedad y explorará si hay agua u otros recursos.

¿CÓMO HA RECIBIDO LA NASA ESTA NOTICIA DE LA COMPETENCIA?

Pues, aunque en un principio ya hubo una Guerra Fría entre EE. UU y la antigua URSS por la conquista del espacio, que realmente era una demostración de poder entre un bando y otro, esta vez con China, incluso desde la Nasa, recibieron felicitaciones por esta histórica misión. “Felicitaciones al equipo chino Chang’e-4 por lo que parece ser un aterrizaje exitoso en el lado lejano de la luna. ¡Este es el primero para la humanidad y un logro impresionante!

-Continuamos con el segundo acontecimiento espacial: La sonda OSIRIS-REX de la NASA Mientras el planeta Tierra entero se preparaba para recibir el año nuevo, la sonda espacial

estadounidense OSIRIS-REX se dirigía hacia la órbita de un asteroide llamado Bennu.

¿Y qué tiene de especial esta sonda y este asteroide? Se preguntarán muchos. Pues lo que ocurre es que la nave espacial no tripulada de 800 millones de dólares fue lanzada hace dos años desde Cabo Cañaveral, Florida, y llegó el 3 de diciembre a su destino, a unos 110 millones de kilómetros de distancia. Y lo más destacado es que este asteroide no tiene más de 500 metros de diámetro, es decir, es muy pequeño. Este asteroide tiene lo que en el argot astrofísico se le denomina “micro gravedad”, dado que la gravedad del cuerpo celeste es casi incapaz de

mantener una sonda como la OSIRIS (que no es muy voluminosa), orbitando alrededor de él. La nave espacial Rosetta de la Agencia Espacial Europea orbitó un cometa en mayo de 2016, pero a una distancia mayor de unas cuatro millas del centro del cometa.

El lunes, después de estudiar detenidamente el asteroide durante varias semanas, la nave espacial disparó sus propulsores para ponerse en órbita alrededor de Bennu a las 2:43 pm (19H43 GMT). La NASA dijo que la órbita marca “un salto para la humanidad” porque ninguna nave espacial ha “circulado tan cerca de un objeto espacial tan pequeño, con la gravedad apenas suficiente para mantener un vehículo en una órbita estable”. Hay que añadir que cada órbita de OSIRIS-REX dura 62 horas.

¿CUÁL ES LA MISIÓN DE ESTA SONDA?

El plan es que OSIRIS-REX orbite Bennu hasta mediados de febrero, utilizando un conjunto de cinco instrumentos científicos para mapear el asteroide en alta resolución, y de esa forma, ayudar a los científicos a decidir con precisión dónde realizar un muestreo. Después ya en 2020, alcanzará con su brazo robótico y tocará el asteroide en una maniobra que Rich Kuhns, el gerente del programa OSIRIS-REX con Lockheed Martin y Space Systems en Denver, describió como un delicado “choque de manos”.

-Y, por último, destacaremos la misión de la ya conocida sonda perteneciente a NASA también, NEW HORIZONS.

El 1 de enero de 2019, a más de 6.000 millones de kilómetros, la —New Horizons— mostró por primera vez Ultima Thule, el cuerpo más lejano del Sistema Solar que se haya visitado. Este cuerpo celeste se encuentra más allá de Plutón, dentro del cinturón de Kuiper, que es un disco en el plano del Sistema Solar que puede contener miles de asteroides y billones de cometas que se extienden hasta los confines del propio Sistema Solar. Ultima fue descubierto en 2014 y observado desde la Tierra gracias a dos expediciones astronómicas a la Patagonia argentina y a Senegal que permitieron estimar su diámetro: unos 30 kilómetros. “Ultima Thule significa: de aquí en adelante empieza lo desconocido” en latín.

Ultima “es el objeto más primitivo que se haya sobrevolado nunca y puede aclarar el papel que los objetos del cinturón de Kuiper siguen jugando al desviar cometas de sus trayectorias y hacer que se acerquen al núcleo del sistema solar, un proceso que pudo sembrar la vida en nuestro planeta por impactos de estos cuerpos.

¿QUÉ SE ESPERA QUE HAGA ESTA SONDA DE LA NASA CON ESTE OBJETO?

El encuentro con Ultima Thule será fugaz pero productivo. La nave pasará a unos 3.500 kilómetros de la superficie de 2014 MU69, el nombre oficial de este cuerpo, tres veces más cerca de lo que sobrevoló Plutón. Allí descubrió por primera vez la geografía del planeta enano y apoyó la idea de que bajo una espesa capa de hielo puede haber un océano líquido con tanta agua salada como hay en la Tierra. Durante 72 horas, las cámaras de New Horizons tomarán imágenes de alta resolución de Ultima Thule, buscarán sus posibles lunas y anillos, y determinarán si está compuesto por dos objetos que viajan juntos casi tocándose o solo uno.

Como vemos… este año empezamos cargados de acontecimientos astronómicos que sin duda seguiremos atentamente aquí, en La Misterioteka de IB Magazine para informar a todos nuestros followers.

David Fernández, experto en ciencia, evolución y misterio, autor de La Misterioteka

Escucha PODCAST de esta sección semanal de IB Magazine