Quiropráctica contra la rutina

Volvemos a la rutina, atrás quedaron los días de descanso, de relax, de desconexión, de vida social, etc. En la mayoría de los casos, ya hemos deshecho las maletas y estamos de vuelta en nuestro puesto de trabajo.

Axis Quiropráctic retoma su actividad en la consulta de carrer Font i Monteros, 18 de Palma para concienciar a todos que, una vez empezamos a trabajar de nuevo, no tiene porqué complicarse todo. Nadie pone en duda que el hecho de trabajar nos resta tiempo de ocio, pero no es acertado creer que el trabajo nos quita todo nuestro tiempo de esparcimiento, de ocio, de deporte… Aprovechemos 30 minutos o 1 hora al día en hacer aquello que nos gusta y nos agrada: deporte, lectura, bailar, escuchar música, conversar con los amigos, la pareja o la familia; incluso hay quienes apuestan por tener su momento de meditación y se encuentran a gusto estando solos o en silencio. Lo que se haga no es importante. Lo importante es que cada uno haga aquello que le gusta y que se permita disfrutar un tiempo de su día a día.

Nos pasamos once meses del año en un estado que no nos aporta más que estrés y tensión emocional solo para estar un mes al año de vacaciones. Y como hemos puesto durante once meses nuestro objetivo y felicidad en 30 días al año, cuando ese mes acaba, parece que el mundo se nos viene encima. Pero la razón no es que volvemos al trabajo. La razón de ese desánimo pasa porque para nuestra mente eso significa volver a no ser feliz.

Una persona puede sentir desgana, ansiedad o apatía al leer o escuchar la palabra monotonía, rutina, en base a lo que piensa que significa esa palabra. Y, en consecuencia, la vuelta a la rutina va a provocar en ella una serie de síntomas físicos y psicológicos debido a la carga emocional que esa persona ya ha puesto antes en esa palabra. Otra persona, en cambio, puede escuchar la misma y sentir alegría de volver a ver a su familia, a sus amigos, a sus compañeros de trabajo. De iniciar de nuevo sus actividades y hobbies, etc. Aquí vemos que la palabra no es lo importante. Lo que realmente importa e interesa es el valor que le estamos dando a esa palabra en base a nuestra experiencia diaria.

QuiroprácticaComo indicamos en La Columna de Axis Quiropráctic de forma habitual no hay que entrar en esos estados depresivos, con dosis de ansiedad, agotamiento o falta de concentración, cada año al terminar las vacaciones veraniegas, como tampoco aparcar los hábitos deportivos o nuestras visitas al quiropráctico.

En Axis Quiropractic sabemos la influencia que tiene el estrés mental en nuestro estado emocional, la mente influye de forma directa también en nuestro cuerpo. Las personas que siguen un cuidado quiropráctico y tienen niveles altos de estrés, con tendencia a tener pensamientos negativos, necesitan más tiempo para encontrar una mejora en la sintomatología de su cuerpo. Del mismo modo, y a la inversa, los ajustes quiroprácticos ayudan a estas personas a relajarse, al establecer un equilibrio en todo su sistema nervioso y el regreso a “su rutina” se hace más llevadero, con otra percepción.

Karel Deprez, Quiropráctico

axisquiropractic.com

C/ Font i Monteros,18. Palma

971 71 82 10

Escucha PODCAST de esta sección de IB Magazine en  canal 4 radio