Matrix tenía razón

La parte más inquietante de la superproducción Matrix, en la que relataban que la rebelión de las máquinas se basaba en cultivar humanos para usarlos como pilas, está a punto de hacerse realidad. Aunque tranquilos, con fines beneficiosos para todos. Todavía no se avista el alzamiento mecánico. ¿O sí?

Matrix

Esta semana, en la sección más tech de IB Magazine que podéis escuchar en la emisión del sábado, hablamos de una inquietante predicción de Matrix que está muy cerca de cumplirse, la confirmación de videojuego en streaming, y de los problemas de no tener la suficiente visión de futuro al negociar la cesión de derechos de autor.

Matrix tenía razón: al final las baterías seremos nosotros

Batería humana

Al principio de la película de Matrix, Morfeo explicaba como las máquinas habían encontrado una solución a sus necesidades de alimentación eléctrica, los humanos, ya que el cuerpo humano genera energía bioeléctrica.

Pues esto está a punto de hacerse realidad, ya que se está desarrollando una tecnología con el objetivo de llevar una planta de energía de tamaño microscópico a cuestas llamada Nanogeneradores Triboeléctricos (TENG, por sus siglas en inglés) y no, no son algo nuevo. Se tratan de dispositivos de recolección de energía que utilizan el contacto entre dos o más materiales (híbridos, orgánicos o inorgánicos) para producir una corriente eléctrica; es decir, utilizando el efecto triboléctrico. Esto que suena tan rimbombante ya se utilizo para hacer que paneles solares siguieran generando energía mientras llovía al contaxctar el agua con la superficie del panel. En realidad es aprovechar materiales que reacción químicamente entre ellos para generar energía y almacenarla. Y en el futuro se espera que el contacto entre el wearable y la piel humana sea capaz de, usando este mecanismo, cargar la batería del dispositivo, de forma que el simple contacto genere electricidad y vivamos un una realidad en la que no hay que cargar los dispositivos electrónicos. Y con energía renovable, que somos nosotros mismos. Bueno, renovable hasta nuestro fin…

La tecnología todavía está en fase de experimentación y no es capaz de cargar un dispositivo de forma efectiva, pero se confía que en un futuro cercano sea lo suficientemente eficiente para que no tengamos que preocuparnos de estas cargas.

No hace mucho comentamos que nuestra visión del futuro del videojuego es en streaming…

Videojuego en streaming

Y vaticinábamos la muerte de las consolas tal y como las conocemos hoy en día. El juego en streaming es el futuro, y cada noticia que recibimos va más en ese sentido.

Esta semana hemos sabido del llamado Project Stream, un proyecto de Google para jugar a cualquier juego con sus máximas especificaciones (por todos es sabido que para jugar a un juego potente a máxima calidad necesitas un ordenador de varios miles de euros), y poder jugar con tu ordenador o portátil a ese juego triple A (juegos de máxima categoría, tanto en presupuesto de producción como ventas como requerimientos de equipo) siempre que tengas una conexión de calidad. El 5 de octubre realizan las primeras pruebas para jugar incluso a través de chromecast (el dispositivo de streaming para televisión) y si los previsibles problemas de latencia no son destacables, puede que más pronto de lo que creemos podamos usar esta tecnología.

Y hay otro hecho que confirma nuestras sospechas. Nintendo switch, una consola que adoramos por la propuesta y los juegos que tiene, pero que tecnológicamente es inferior a XBOX ONE y PS4, lo que hace que no pueda ejecutar gráficos tan potentes, está usando esta tecnología para dos juegos cuya calidad gráfica se equipara a las sobremesa. Resident Evil 7 y Assasins Creed: Odyssey no se ejecutan en la portatil de nintendo, sino en un servidor externo que envía las imágenes a la consola, y de esta forma, al ser el servidor el que soporta la ejecución del juego, pueden presentarse gráficos que la Switch por si misma es imposible que mostrara.

Recuerden la apuesta por esta tecnología la escucharon primero en IB MAGAZINE.

Ojo con tener visión de futuro cuando realicen sus negociaciones

Andrzej Sapkowski

Y sino, que se lo digan a Andrzej Sapkowski, autor de la saga “The Witcher“, novelas fantásticas basadas en un mundo medieval, violento, y donde el protagonista es un brujo guerrero y que actualmente es un icono de los videojuegos. Y aquí reside el problema.

The Witcher 3

CD Projekt RED, una desconocida productora polaca allá por el 2007, contactó con el autor para usar sus personajes creando sus propias historias, y le ofrecieron un porcentaje de las ventas generadas, y la respuesta del autor fue la siguiente:

Estuve de acuerdo en que escribirían una historia completamente nueva usando mis personajes, mi ontología de este mundo loco. Crearían historias completamente nuevas. Les dije: “¿Por qué no? Por favor, demuestren lo buenos que son.”

Me ofrecieron un porcentaje de sus ganancias. Dije: “No, no habrá ninguna ganancia en absoluto. ¡Dame todo mi dinero ahora mismo” Fue estúpido. Fui lo suficientemente estúpido como para dejar todo en sus manos porque no creía en su éxito. Pero ¿quién podría prever su éxito? Yo no pude”.

Y vendió los derechos por 8.400 €. Claro ejemplo de “dame la pasta y no me cuentes cuentos“.

Andrzej Sapkowski: “FuÍ lo suficientemente estúpido como para dejar todo en sus manos porque no creía en su éxito. Pero ¿quién podría prever su éxito? Yo no pude.”

Hoy se han publicado 3 juegos de The Witcher, siendo el último un megaéxito. Se han vendido más de 33 millones de copias, y al cifra sigue subiendo por la inmensa calidad del juego. Y se está creando una serie para Netflix con Henry Cavill (sí, el actual superman) como Geralt of Rivia, protagonista de la saga, y ha convertido a CD Projekt RED en una de las productoras más importantes y respetadas del sector.

Y claro, el autor ahora reclama 16 millones de € en concepto de derechos de autor.

Por supuesto, CD Projekt RED a contestado: “Tururú”.

Así que, niños, cuando negociéis en cualquier contrato, tened visión de futuro.

Xisco Luque, gerente XLworks, programador, experto en actualidad tecnológica de IB Magazine

Escucha PODCAST de la sección más tecnológica de IB Magazine