La desaparición de las consolas

Lleva tiempo hablándose que las consolas, tal y como las conocemos, desaparecerán. Muchas voces autorizadas han declarado recientemente que la próxima generación de consolas será la última. En IB Magazine estamos totalmente de acuerdo, y en el presente artículo explicamos porqué.

Muerte de las consolas

Ha llegado la era de los servicios.

Hasta ahora comprábamos programas y dispositivos para las diferentes necesidades que teníamos, entre ellas, jugar. Pero el paradigma está a punto de cambiar. Igual que ha ocurrido con la televisión y la entrada como un elefante en un a cacharrería de Netflix y demás plataformas de VOD (Video On Demand, vídeo bajo demanda), se avecina un cambio similar que llevará a la desaparición de las consolas tal y como las conocemos.

Aunque parezca una locura lo que comentamos, estamos muy cerca de que esto sea posible por una razón fundamental: las conexiones a internet de altísima velocidad que tenemos en la mayoría de nuestros hogares. Nos explicamos.

Hay dos grandes divisiones para jugar a videojuegos de alta gama:

PC, ordenadores de alta gama y alto precio

Pc gaming

Caros componentes y requieren grandes conocimientos de configuración de ordenadores para optimizar las configuraciones para las especiales características de cada juego. Se obtienen los mejores resultados, además de poder cambiar componentes cuando empiezan a quedar obsoletos, pero en contra, configurar y optimizar el equipo para jugar a cada juego en muchas ocasiones es una odisea.

Consolas

Controlador XBOX

Aproximadamente cada 8-10 años se renuevan en una nueva generación, que deja obsoleta a la anterior (menos Nintendo, que va por su cuenta). Los dos grandes referentes, XBOX de Microsoft, y Playstation de Sony presentan una consola, y los programadores saben para que máquina van a programar los próximos años. Las ventajas para el consumidor son evidentes. Instalar y jugar, olvidándose de configuraciones y optimizaciones, ya que el juego sale optimizado para esa consola. Contras, la consola no puede evolucionar en ese tiempo, ni se pueden actualizar sus componentes hardware, y al final de su vida, aunque los programadores son capaces de exprimir cada vez más cada bit del dispositivo, quedan en evidencia ante los PC’s de alta gama.
Pero ahora se presenta una tercera vía que están explorando todas las compañías y que en nuestra opinión, si los intereses comerciales no echan tierra por encima a esta idea, es el futuro de los videojuegos: el streaming.

Streaming: (traducción) Transmisión, del verbo fluir, correr, manar, derramar.

Streaming natural
“Streaming” natural, que representa lo que ocurre en formato digital. Con las conexiones actuales recibimos un caudal de información y datos a través de fibra óptica.

¿En qué se diferencia streaming de los sistemas actuales?

Pues la respuesta rápida es en la máquina. Los videojuegos actuales se ejecutan en el PC/consola directamente, y esa ejecución muestra los gráficos en el televisor/pantalla. Tú pulsas el mando, la señal llega a la consola, interpreta la pulsación, y el personaje se mueve/dispara/chuta…

En streaming, el juego se ejecuta en un servidor, con lo que un servidor potente ejecuta el juego para varios jugadores, cada uno en su casa. Lo que llega a la pantalla/televisión realmente es imagen ejecutada en ese servidor. Tú pulsas el mando y la pulsación se envía al servidor, interpreta el comando, y devuelve la imagen con el resultado de esa pulsación.

Esto lo que quiere decir es que cualquier máquina capaz de recibir imagen fluida vía streaming, la cual depende totalmente de la velocidad de conexión, puede jugar a los juegos más potentes. E incluso una tablet o smartphone podría usarse para jugar a los juegos más exigentes. Y jugando con los mismos gráficos que el Pc más potente. Y eso, señores, en nuestra humilde opinión, es el futuro. Propiciaría un “Netflix de videojuegos“, donde pagando una cuota mensual accederías a catálogos completo de las compañías.

Realmente, esto no es nuevo, ya ha habido intentos previos de hacer esto realidad. Hace unos años empezó a operar una empresa con el nombre de onLive, que ofrecía exactamente esto, aunque ni las comunicaciones ni sus propios equipos estaban preparados. Lo puedo decir por experiencia.

Pero las comunicaciones, la fibra óptica han cambiado por completo el panorama, y hoy en día es posible que esta tecnología llegue a los hogares. De hecho, incluso Microsoft y Sony, para prepararse para el posible cambio de paradigma, están haciendo sus pinitos con esta tecnología. A continuación detallamos los proyectos que están en marcha o se esperan muy pronto:

  • XBOX Game Pass: Microsoft anuncio en el reciente E3 que están trabajando en este sistema, para ofrecer sus juegos incluso a través de una app de las actuales Smart TV. Instalas la app en tu televisor, smartphone, tablet, ordenador… y accedes al catálogo de videojuegos de XBOX o Windows. Un sueño cuando se cumpla.
  • Playstation Now: La alternativa de Sony, que sin lugar a dudas juega la baza del espectacular catálogo de exclusivos que posee. El servicio ya tiene unos añitos, y aunque no ha recibido muy buenas críticas, no hay que dudar que los japoneses saben del negocio. Como curiosidad, Sony fue la que compró y cerró el sistema antes mencionado, onLive.
  • Nvidia Geforce Now: La compañía famosa por ser los creadores de las tarjetas gráficas para videojuegos más potentes del mercado, ha presentado a la prensa su propio sistema, dirigido a Pc, Mac y su propio dispositivo, Nvidia Shield, que simplemente es un dispositivo que se conecta a la TV para jugar y para conectarse a compañías de streaming de vídeo (Netflix, HBO, etc…). Y los comentarios de los que han tenido la suerte de probarlo son muy positivos. Hablan de suscripciones de 25$ mensuales, pero todas las cifras están por confirmar. Para darnos cuenta de lo que supone este sistema, Nvidia indica que si tuviéramos que comprar el equipo en el que se ejecutan los juegos en sus servidores, costaría aproximadamente 10.000 $.
  • Otros sistemas:
    • Yeti, el proyecto secreto en el que dicen que está trabajando Google con este mismo sistema.
    • Gamefly: Ya funcionando, con una suscripción de 7,99 € ofrece diferentes paquetes de videojuegos, unos 51 en total. Los juegos no son lo último de lo último, pero dicen que funciona muy bien.

Además, el streaming traería dos ventajas también destacables:

  • Nunca tendremos que actualizar la máquina, ya que no hay (de ahí que vaticinamos la desaparición de las consolas tal y como las conocemos, dicen que la próxima generación será la última).
  • Los desarrolladores programarán para una sola plataforma, pudiendo concentrar todos los esfuerzos simplemente en desarrollar el mejor juego posible, en lugar de tener varios equipos para hacer el port para cada sistema (una third-party actual que quiera producir un juego Triple A debe tener un equipo dedicado a Pc, otro a Playstation, otro a Microsoft, sin hablar de nintendo Switch, iOS, Android, etc).

Y si este sistema todavía no ha llegado estoy convencido que es por los intereses de las grandes compañías tecnológicas. Confiemos que al final, la propia tecnología y la evidencia de la superioridad de este sistema nos traiga un servicio que hoy en día es posible.

Otro día hablamos de como aplicar este mismo servicio para “alquilar” programas y servidores de alto coste. Seguro que diseñadores, arquitectos, investigadores… estarán muy interesados.

Xisco Luque, programador coordinador del area tech de IB Magazine

Escucha PODCAST de la edición dedicada a la desaparición de las consolas.