Vuelta al cole con niños en el coche

Según cálculos de la Dirección General de Tráfico (DGT), que tiene esta como una de sus prioridades, el uso correcto de estos dispositivos reduce en un 75% el riesgo de muerte en caso de accidente, y hasta un 90% las lesiones graves.

Tráfico vigila su uso de continuo y los resultados a menudo son negativos. Así ocurrió por ejemplo del 8 al 14 de marzo pasados, cuando los agentes de tráfico detectaron (tras controlar 327.414 vehículos) a 192 menores que viajaban sin el sistema de retención apropiado.

Multa de 200 euros

Los sistemas de retención son obligatorios para los menores de edad con una altura igual o inferior a 135 centímetros. Que viajen sin ellos supone una sanción de 200 euros por infracción grave del reglamento de circulación.

Hasta qué edad deben usarla

Los niños deben viajar en coche con una silla infantil adecuada hasta que tengan una estatura superior a los 1,35 metros, normalmente alrededor de los 10 años.

Aunque ya no sea obligatorio una vez los niños han alcanzado la altura de 1,35 metros, la Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda usar la silla si es posible hasta que el niño mida 1,50.

Los sistemas de retención son obligatorios para los menores de edad con una altura igual o inferior a 135 centímetros. Viajar sin ellos supone una sanción de 200 euros.

Los niños son una parte significativa en las estadísticas de accidentalidad ya que, según la DGT, cada año fallecen 1000 niños en Europa en accidentes de coche y otros 80.000 resultan heridos, en su mayoría, porque no se han seguido las medidas de seguridad adecuadas. El 75% de las muertes infantiles, señala tráfico, junto con el 90% de los daños graves producidos podrían evitarse si los más pequeños estuviesen correctamente protegidos dentro del vehículo.

La seguridad del menor es, en todo momento, responsabilidad del conductor, que debe asegurarse de escoger el sistema de retención adecuado a las dimensiones del niño.

Para los más pequeños, concretamente aquellos que midan menos de 135 centímetros, será obligatorio viajar con el SRI, adaptándolo a su peso y talla, acomodado en los asientos traseros. Además, se deberá tener en cuenta variables como la presidencia de airbag en el asiento donde está instalado y la orientación del asiento con respecto a la marcha del vehículo. Hay que recordar que los biplaza no son una buena opción para el desplazamiento de menores ya que el asiento del copiloto suele ser el más afectado en una colisión.

Fuente: blog.directseguros.es

Es necesario tenerlo todo en cuenta a la hora de comprar e instalar un SRI, pues la mayoría de vehículos no están diseñados para la protección de los niños pequeños. Para que el cinturón de seguridad cumpla con su función, se debe instalar bien la silla.

Según lo que indica la DGT española, conforme cada grupo y en función de cada silla coche bebé hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Grupo 0 y 0+ : va desde recién nacidos hasta los 13 kg aproximadamente. Las sillas deben siempre ir en sentido contrario a la marcha ya que ofrece una mayor protección para el cuello, la cabeza y la columna. Los bebés y niños deben de ir sujetos mediante un arné de 5 puntos. Debemos cambiar la silla cuando el niño supere los 13 kg o su cabeza sobresalga del respaldo. En el caso de llevar capazo, éstos deben colocarse en los asientos posteriores, en posición transversal a la marcha y con la cabeza en la parte central del vehículo, si bien, esta opción no se recomienda salvo excepciones. Tampoco se recomienda en esta etapa utilizar los asientos delanteros.
  • Grupo 1: de 9 a 18 kg aproximadamente. Niños de entre 1 y 4 años. Es preciso instalar la silla conforme las indicaciones del fabricante y se debe fijar al sillón mediante el cinturón de seguridad o Isofix y hay que comprobar que quede fijada firmemente. El niño debe de estar mantenido por un arné de 5 puntos. Y cuidado porque, si el niño saca un brazo o se suelta algún agarre, el sistema deja de ser efectivo.
  • Grupo 2 y 3: desde los 15 hasta 36 kg aproximadamente. Este grupo corresponde ya a los asientos y cojines elevadores. Están indicados cuando el niños es demasiado grande para una silla y lo ideal es que tenga respaldo para una mayor seguridad. Funcionan elevando al pequeño para que tenga la altura necesaria para poder utilizar el cinturón de seguridad correctamente. La banda diagonal, debe de pasar por encima de la clavícula sobre el hombro sin tocar el cuello, y la banda horizontal, lo más abajo posible sobre la cadera y muslos y nunca sobre la barriga.
  • A partir de 135 cm: excepcionalmente, cuando el menor de 12 años mide 1,35 m o más, podrá utilizar el cinturón de seguridad directamente. No obstante, es importante tener presente que se sigue recomendando el uso de una silla adaptada o alzador hasta los 1,50 m. De todas maneras, siempre que la banda diagonal del cinturón de seguridad toque el cuello, se debe seguir usando una silla homologada o asiento elevador.
Los biplaza no son una buena opción para el desplazamiento de menores ya que el asiento del copiloto suele ser el más afectado en una colisión.

Una noticia de actualidad que te acerca Centres Mèdics Cánovas.

Agradecimiento fuente: dgt /Antena 3 Noticias / motor.elpais.com 

Visita la web del Grup Cánovas y descubre los servicios que ofrecen en los centros de:

Son Moix (Palma) 971 609 965 (abierto sábado a mediodía)
S’Escorxador (Palma) 971 755 610
Las Palmeras (Palmanova) 971 683 242
Es Parc (Manacor) 971 550 309
Alcampo (Marratxí) 971 60 40 56 (abierto sábado hasta las 21:30 hrs)                        Santa Ponça 971 20 02 26 

[email protected]