TOKIO 2020: las olimpiadas más tecnológicas de la historia

Tokio 2020

Por todos es conocido que Japón es la cuna de la tecnología. Aunque otros países están totalmente subidos a la cresta de la ola, principalmente Estados Unidos, donde se ubican las más grandes empresas tecnológicas de la actualidad (Apple, Microsoft, Amazon, Facebook, Google…), el país del sol naciente no pierde oportunidad de mostrar su poderío tecnológico. Y desde luego el próximo gran evento que se celebrará en su territorio, las esperadas olimpiadas de Tokio 2020, aprovecharán el foco mediático durante tan seguido evento para exhibir los ases que tiene en forma de robots.

Durante los Juegos Olímpicos de 1964, Japón utilizó este evento para mostrar al mundo cómo se había reconstruido el país tras la Segunda Guerra Mundial, así como su capacidad de innovación industrial. Casi 56 años después, el país del Sol Naciente se prepara para promocionar de nuevo su I+D en unos JJ.OO. celebrados en Tokio.

Hace unos meses, el Comité Organizador de Tokio 2020 presentó ante los medios el Tokyo 2020 Robot Project, una de las muchas iniciativas puestas en marcha para lograr que éstos sean los JJ.OO. “más innovadores de la historia”, y para la que cuenta con la colaboración de diversas instituciones japonesas, además de con la de las compañías Panasonic y Toyota.

Según el responsable del proyecto, Hirohisa Hirukawa, éste “no consistirá simplemente en una exhibición de robots, sino en un despliegue práctico en la vida real, que muestre cómo pueden ayudar a las personas”.

Toyota, concretamente, ha sido designado ‘partner oficial de movilidad’ de Tokio 2020, teniendo la misión de ayudar a participantes y público a desplazarse hacia (y dentro de) las zonas de Tokio que alberguen competiciones y eventos de interés, lo cual incluye también proporcionar a los turistas nuevas vías para consultar información. Para este cometido se presentan 3 robots:

Triciclos eléctricos i-ROAD

E-Palette: microbuses eléctricos y autónomos.

Concept-i: un espectacular coche autónomo que se conecta con el exterior a partir de paneles informativos y que está inspirado en Disney.

Pero hay más sorpresas en cuanto a robótica:

TR-1: un nuevo robot de telepresencia y dotado de una enorme pantalla diseñada para brindar una presencia virtual en el evento a tamaño casi real.

T-HR3: El más impresionante es T-HR3, el único humanoide, y capaz de repetir los movimientos de una persona casi en tiempo real. Como el anterior, tiene funciones de telepresencia.

Miraitowa y Someity: Las mascotas oficiales de Tokio 2020, unos personajes ‘manga’ llamados Miraitowa y Someity, también contarán con sus propias versiones robotizadas, dotadas de expresividad facial e inteligencia artificial para permitirles interactuar con los humanos. Su papel será ofrecer entretenimiento a los visitantes (sobre todo a los más pequeños), permitiendo que se hagan fotos con ellos. Habrá ejemplares de estos robots en todas las zonas abiertas al público.

HSR (Human Support Robot): Su principal labor será guiar al público hasta sus asientos y ayudarles a transportar bolsas y objetos. Una mezcla robótica de botones y acomododador, en resumen.

DSR (Delivery Support Robot): También auxiliará al público, transportando y sirviendo alimentos y bebidas que los asistentes a los eventos podrán encargar haciendo uso de una tablet. Aquí estamos ante el vendedor ambulante artificial.

FSR (Field Support Robot): Este último modelo no tendrá relación con los asistentes, sino con los deportistas y personales técnico, siendo los responsables de transportar y recoger los objetos que los olímpicos lancen la campo (jabalinas, pelotas, etc).

[BONUS] LAS MEDALLAS DE TOKIO 2020 YA SON OFICIALES Y SE FABRICARÁN CON 78.895 TONELADAS DE BASURA ELECTRÓNICA Y 6.21 MILLONES DE MÓVILES RECICLADOS

Falta justo un año para que empiecen los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y la organización ha aprovechado para desvelar el diseño oficial que tendrán las medallas. Como es tradición desde Atenas 1896, el diseño incorpora a la diosa de la victoria de la mitología griega Nike, están los aros olímpicos y aparece el nombre oficial de los JJOO de Tokio. Pero no es esa su característica más curiosa.

Las medallas miden 8,5 centímetros y han sido creadas por el diseñador japonés Junichi Kawanishi, pero no serán puramente de oro, plata o bronce. Y es que estarán fabricadas a partir de desechos electrónicos y móviles reciclados que la organización ha ido recogiendo desde hace dos años.

En total han participado 1.621 municipios que han ayudado a recolectar aproximadamente 78.985 toneladas de material reciclado, incluyendo pequeños dispositivo electrónicos o móviles antiguos. A través de tiendas de NTT docomo, se han recaptado 6.21 millones de móviles.

Toda esta cantidad de material para extraer 32 kilogramos de oro, unos 3.500 kilogramos de plata y aproximadamente 2.200 kilogramos de bronce.

Se trata de un importante gesto para concienciar sobre el impacto medioambiental de la fabricación y desecho de móviles. Un hecho que, según los datos de la ONU, genera 50 millones de toneladas al año.

“El diseño de las medallas olímpicas de Tokio 2020 refleja el concepto de que para alcanzar la gloria, los atletas tienen que luchar por la victoria a diario. Las medallas se asemejan a piedras en bruto que han sido pulidas y que ahora brillan. Las medallas reflejan innumerables patrones de luz, que simbolizan la energía de los atletas y de quienes les apoyan”, explican desde la organización de los Juegos.

Xisco Luque, programador, experto en nuevas tecnologías de IB Magazine. 

Escucha PODCAST con el capítulo completo