Tecnología para combatir el frío

Tecnología para combatir el frío

Estamos en una época en la que el frío va in crescendo. Tiempo desapacible que invita a estar en casa. Pero, como siempre, la tecnología nos puede ayudar a hacer más llevadero estas temperaturas de la forma más original posible.

Pero antes, un poco de actualidad tecnológica.

DEL DESASTRE NUCLEAR DE FUKUSHIMA A EPICENTRO DE ENERGÍAS RENOVABLES

Fuckushima

Los desastres nucleares, tan de moda por la magnífica serie Chernobyl, tienen consecuencias catastróficas. Junto al mencionado Chernobyl, Fukushima ha sido el único evento radiactivo que ha alcanzado el máximo nivel de la Escala Internacional de Accidentes Nucleares. El acontecimiento obligó al gobierno a desplazar a más de 154.000 residentes y declarar una zona de ‘exclusión’ de 20 kilómetros. La pregunta durante estos años es qué hacer con los terrenos que muy difícilmente podremos recuperar en el corto plazo.

Ahora el gobierno de la Prefectura de Fukushima, el Banco de Japón y un grupo de inversores tienen una idea: convertir el corazón del accidente nuclear en un paraíso para la energía solar y eólica japonesa.

La Prefectura de Fukushima lleva años trabajando en el que quiere ser el proyecto energético más ambicioso de las últimas décadas en Japón para convertir la región de Fukushima en una de las principales proveedoras de energía para el área metropolitana de Tokio. Y todo en renovables.

El plan requiere construir 11 plantas solares, 10 eólicas y una nueva red eléctrica de última generación a lo largo de un eje de más de 80 kilómetros. De esta forma, quieren producir de forma constante 600 megavatios de energía: el equivalente a dos terceras partes de la central nuclear. Serán más 300.000 millones de yenes (2.500 millones de euros) con la idea de que convertir Fukushima en la gran región eléctrica japonesa antes de 2040.

UNA INTELIGENCIA ARTIFICIAL ES CAPAZ DE PREDECIR LA PROBABILIDAD DE QUE ALGUIEN MUERA EN EL SIGUIENTE AÑO Y NO SABEMOS COMO LO HACE

inteligencia artificial

Investigadores de la compañía médica estadounidense Geisinger han desarrollado una IA capaz no sólo de predecir la probabilidad de muerte de un paciente en el próximo año a partir de los datos de un electrocardiograma, sino de hacerlo con mayor fiabilidad que cualquier otro procedimiento similar conocido.

Los patrones de la actividad eléctrica del corazón cambian según la condición del mismo y las dolencias sufridas en el pasado (como los ataques cardíacos). Parece que la clave reside en que esta IA percibe indicios de ese riesgo en datos del ECG que los médicos consideran normales; pero decimos “parece” porque lo cierto es que el modo en que lo hace es un misterio.

Los investigadores de Geisinger encargaron a un laboratorio de inteligencia artificial que examinara los resultados de 1,77 millones de electrocardiogramas de casi 400.000 personas. Se crearon dos versiones de la IA: una entrenada únicamente con los datos de los electrocardiogramas sin procesar, mientras que la otra utilizaba una combinación de esos datos con aspectos como la edad y el sexo del paciente correspondiente.

Y fue la primera versión la que demostró ser mejor diferenciando los electrocardiogramas de pacientes que, efectivamente, murieron como mucho un año después de hacer la prueba, de aquellos que no.

La IA predijo con precisión el riesgo de muerte incluso en personas que varios cardiólogos estimaron, por separado, que mostraban un electrocardiograma totalmente normal. Ninguno de ellos fue capaz de ver los patrones de riesgo que la IA sí detectó.

Según Fornwalt, investigador principal del estudio, “la inteligencia artificial puede enseñarnos cosas que hemos estado malinterpretando durante décadas”.

TECNOLOGÍA PARA COMBATIR EL FRÍO

Smartduvet

Un salvamatrimonios. Un edredón inteligente con climatización dual para cada zona de la pareja. Desde una aplicación decides que temperatura tiene que tener cada una de las mitades y  de esta forma no volverás a pasar frío o calor porque no coincidas con la temperatura de tu pareja. Lo dicho, un salvaparejas. Y se extiende solo. 299 – 389 $

+ INFO

Polar Seal heated top

Si la marca Polar ya es garantía de tejidos para combatir el frío extremo, este último invento es una revolución para combatir el frío. Son diferentes prendas superiores (camisetas, forros polares, chaquetas…) que llevan una tecnología que pulsando un botón pone en funcionamiento unas zonas de la prenda que se calientan como si llevaran una resistencia, controlando la temperatura desde el smartphone y manteniéndonos en calor en cualquier situación. Calor instantáneo solo pulsando un botón allá donde estés. ¡También disponible en riñonera!. 169 -279 €

+ INFO

Warm Series

Mi madre siempre dice que el frío entra por los pies, y parece que alguien la ha escuchado, porque este producto parece salido de sus más maravillosos sueños. Plantillas para cualquier tipo de calzado que se cargan vía USB y que desde el teléfono podemos activar y controlar. Podemos definir la temperatura que queremos sentir, y está muy dirigida a personas que trabajen en ambientes muy fríos, deportistas como ciclistas, moteros o simplemente para aquellas personas que tienen los pies fríos incluso en agosto en Baleares. ¡Ah!, y son cuantificadoras y monitorizan tu actividad diaria. 199 $.

+ INFO

Embr Wave Bracelet

Brazalete con diseño muy atractivo y cool que permite subir o bajar la temperatura de tu cuerpo, según haga frío o calor. Desde una aplicación controlamos la temperatura que queremos variar (por ejemplo, subir 6 grados) y el gadget sube la temperatura desde la muñeca, cosa que según el fabricante hace que se transmita a todo el cuerpo, dando sensación de bienestar aún en ambientes fríos. 349 €

+ INFO