Paul Allen, in memoriam, y casas impresas en 3D en España

Paul Allen, cofundador de Microsoft

Esta semana tenemos que despedir a una persona que no deja de sorprender que sus méritos humanos superen a sus méritos empresariales, teniendo en cuenta que fue uno de los fundadores de Microsoft.

Paul Allen, in memoriam

Paul Gardner Allen, co-fundador de Microsoft, empresario, investigador y filántropo, ha fallecido a sus 65 años a causa de un linfoma no hodgkiniano, dejando un legado ejemplar.

Hablar de Paul Allen es hablar de Microsoft, aquella empresa que fundó en 1975 junto a Bill Gates, sin la cual no es posible entender la informática actual. De hecho fue la empresa que popularizó el uso de ordenadores en cualquier ámbito, aportando a IBM un sistema operativo que revolucionó la relación de los computadores con los usuarios de cualquier nivel de conocimiento tecnológico.

Pero también de compromiso social y visión de futuro. Prueba de ello es la fundación de centros como el Institute for Brain Science, el Institute for Artificial Intelligence e incluso el Institute for Cell Science, así como otras labores filantrópicas que realizó a lo largo de su vida.

Aprovechamos para recomendar la visualización de este documental sobre la historia de Microsoft, su fundación y los logros que Paul Allen consiguió junto a su amigo Bill Gates.

Las casas impresas en 3D llegan a España

La impresión 3D revoluciona el mundo. Empezamos con pequeñas piezas de plástico moldeado, seguimos bioimprimiendo órganos, y ahora, imprimimos casas. Ya hablamos de ello, y la tecnología ya se ha impreso la primera casa piloto (no les alucina esta frase) y, según los responsables del proyecto, a finales de año se entregarán las primeras casas construidas por un robot.

El pasado mes de julio cuatro estudiantes de la Universidad Politécnica de Valencia presentaron la primera casa construida en hormigón con una impresora 3D en España y una de las contadas experiencias que por el momento hay en todo el mundo.

La impresora desarrollada por Be More 3D es una máquina de aluminio modulable de 7 metros de ancho por 5 de alto, capaz de construir estructuras como la de la vivienda piloto de 70 metros cuadrados, de dos habitaciones, cocina y baño, en un total de 10 horas y por unos 55.000 euros, aseguran sus creadores.

Por ahora sólo imprime edificios de una altura, aunque la empresa trabaja ya en un segundo modelo capaz de imprimir hasta dos alturas. Este sistema constructivo patentado puede reducir los costes de construcción final hasta en un 35 por ciento con respecto al sistema de edificación tradicional, “sobre todo en la estructura donde lo habitual es dedicar unas tres semanas”, explica Vicente Ramírez, uno de los miembros de esta empresa que consiguió despegar en 2017 tras un proceso de incubación en la primera aceleradora de startups de la compañía Acciona.

Palm ha vuelto

Palm es una marca que en la década de los 90 se convirtieron en los reyes de aquello que llamábamos PDA’s: Asistentes personales precursores de los actuales smartphones, pero sin teléfono (la tecnología todavía no llegaba a tanto). Palm ya intentó introducirse en el mundo de los smartphones sin éxito, peor ahora, muchos años después, lo vuelve a intentar con una cambio de estrategia cuando menos llamativa. Acaban de presentar un smartphone basado en Android, muy pequeño (10 cm de altura y una pantalla de 3,3 pulgadas, algo así como un cuarto de iPhone XS MAX).

El interior también es pequeño, un smartphone modesto, con reconocimiento facial como única autentificación biométrica.

Pero tiene dos detalles que nos han conquistado:

La batería de 800mAh promete que podemos llegar a 3 días sin cargar el dispositivo.
El reclamo publicitario es Steve Curry, el gran jugador de los Golden State Warriors de la NBA. Un abanderado de semejante poder mediático no hace sino confirmar que Palm va muy en serio con este dispositivo.
Un smartphone que se desmarca totalmente de la tendencia actual de más grande, más pantalla y que haga más cosas con un “smaller is better” que probablemente conquiste a un gran número de usuarios.

Y que queréis que os diga, me da gustito saber que Palm está de vuelta.

Por cierto, disponible a partir de noviembre en EEUU por 349,99 $.

No quiero ser pesado, pero tenemos nuevas noticias sobre el juego en streaming

Y es que nadie quiere perderse lo que ya vaticinamos que sería la gran próxima revolución en el sector de videojuegos.

Ahora es Microsoft, una de las empresas que más ha apostado desde el principio por esta tecnología, ha presentado oficialmente Project xCloud, y con él, la posibilidad de jugar dónde queramos a través de cualquier dispositivo.

La idea es sencilla: es un servicio de juego en nube que aprovecha -por fin- el enorme despliegue de Azure que tiene Microsoft. De este modo, podemos jugar a Forza, Gears of War o Halo desde nuestros móviles. Pero lo verdaderamente interesante es que no será necesario disponer de una Xbox o un PC.

En el video promocional se ve un smartphone montado sobre un soporte acoplado a un mando de XBOX ejecutando Forza, el gran juego de coches de Microsoft, uno de los estandartes de XBOX desde la pasada generación, y uno de los juegos más exigentes con el hardware que hay hoy en día.

Esto no solo permite el jugar ejecutando el juego de forma remota, alquilando el servicio, sino que además convierte cualquier smartphone en una consola de ultimísima generación portátil.

Las pruebas de Project xCloud ya han comenzado y se están realizando testeos en toda clase de dispositivos (incluidos móviles y tablets) emparejados con el mando de Xbox a través de pantallas táctiles.

Madrid Games Week 2018

Y llegó la gran feria del videojuego nacional.

Desde el 18 hasta el domingo 21 en el recinto ferial de IFEMA se celebró la espectacular feria.

Y han venido todas las grandes compañías con grandes juegos bajo el brazo.

Microsoft destaca el recién llegado Forza Horizon 4 y el esperadísimo Ori and the Will of the Wisps, secuela del imprescindible Ori and the Blind Forest.
En Nintendo se podrán probar todas sus novedades, destacando Super Smash Bros. Ultimate y las dos versiones de Pokémon: Let’s Go (Pikachu e Eevee), lo cuales todavía no han salido a la venta. Lo curioso es que su espacio estará dividido en zonas temáticas, como la Zona Mario, la Zona RPG, la Zona de Acción y Deportes… Hasta se colará algún Nindie, como Eternum EX.
Sony apuesta principalmente por los exclusivos  Days Gone (Bend Studio) y Dreams (Media Molecule), heredero del superventas de PS3 Little Big Planet.
Y también habrá eSports, Retro World (más de 150 máquinas), Cosplay, charlas, talleres… Una cita que ningún gran aficionado a los videojuegos se debería perder.

Por cierto, destaco un evento que me parece muy potente y es el tremendo despliegue (2.600 m²) de la final europea del FIA-Certified Gran Turismo Championships 2018.

Xisco Luque, programador, experto en actualidad tecnológica de IB Magazine

Escucha PODCAST de la sección de tecnología actual de esta semana.