Un múltiple avistamiento OVNI sorprende a varios aviones comerciales

Los pilotos, cinco de la aerolínea LAN Chile y otro de Copa, denunciaron haber presenciado en los cielos del norte chileno un fenómeno fuera de la común y como nunca antes se había visto tan claro, hecho que fue reportado y documentado por el Comité de Fenómenos Aéreos Anómalos (Cefaa). La agrupación publicó en YouTube un audio que narra la profunda e inquietante impresión que tuvieron algunos de los pilotos que surcaban los cielos de la ciudad de Antofagasta, el pasado 7 de mayo, a 1.364 kilómetros al norte de Santiago. “Una de las aeronaves de de la compañía LAN vió unas luces, el piloto de la aerolínea dió más detalles de este avistamiento, incluso tomó unas fotografías de los ovnis. Las demás aerolíneas vieron estas luces que al parecer eran varias. Una… dos… tres y hasta cuatro luminarias llegaron a ver. Tenían un movimiento inteligente. El piloto de la aerolínea Copa identificó tres de esas luces que iban a distintos lados y llegaron a formar una especie de triángulo delante de ellos”.

 

¿QUÉ DICE EL INFORME OFICIAL? El informe del hecho dice que un piloto del vuelo COPA 174 comenzó a narrar con énfasis que a la altura del puesto Livor (ZONA DE NOTIFICACIÓN), a unos 380 kilómetros de la costa de Antofagasta) aparecen tres luces (…) no tenemos reportado tráfico y no sabemos qué es”, advertía para señalar casi de inmediato: “al momento una luz desapareció”. Además, explicó que el movimiento inteligente del que habla “era un movimiento coordinado que, en este caso, llega a formar una figura (triángulo). Esto duró de media hora a 45 minutos. Formaron ese triángulo imposible a esas alturas”, apuntan.

El caso continúa siendo tema de debate en las televisiones y radios chilenas. En España “Cuarto Milenio” -cuatro- dedicó gran parte de su programa a analizar este avistamiento.

Nos recuerda mucho al “Caso Manises”, donde un avión SUPER CARAVELLE de la compañía TAE (Transportes Aéreos Españoles), con 109 pasajeros a bordo, habiendo hecho escala en Mallorca el 11 de noviembre de 1979, el comandante Francisco Lerdo de Tejada se comunicó con el ATC para pedir información de un tráfico que se le acercaba a gran velocidad en rumbo de colisión. El ATC, al no tener “contacto radar” ni notificación de dicho tráfico, opta por realizar un “Scramble” con un caza pilotado por Fernando Cámara al que le fue imposible alcanzarlo mientras el Super Caravelle, tuvo que desviarse a Manises (Valencia) y aterrizar allí al estar amenazada la seguridad del vuelo con aquella luz “roja” que se desplazaba por el cielo nocturno describiendo movimientos imposibles de realizar con una aeronave convencional, al menos, de las que tenemos “en la Tierra”.

David Fernández, experto en ciencia, evolución y misterio. Autor de La Misterioteka

Escucha PODCAST de la sección de misterio de IB Magazine.