Natural Adlib presente en el IV Congreso Nacional de Ingenieros Agrónomos

La vicepresidenta segunda y consellera de Interior, Comercio, Industria y Relaciones Institucionales del Consell d’Eivissa, Marta Díaz, ha participado en las Jornadas de Sostenibilidad que organiza la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y de Montes de la Universidad de Córdoba, en el marco del IV Congreso Nacional de Ingenieros Agrónomos, en el que han participado más de 500 expertos de todo el mundo. Marta Díaz ha mostrado la cara más sostenible de Adlib Moda Ibiza, poniendo como ejemplo el trabajo de varios diseñadores de la isla que abogan por crear prendas orgánicas, sostenibles, ergonómicas y confeccionadas a mano. Así la consellera de Industria d´Eivissa explicó como caso de éxito, el desfile organizado por el Consell el pasado mes de abril y que, amparado bajo el título de Natural Adlib, cobró vida dentro de los actos celebrados en la isla para conmemorar el Ibiza Fashion Revolution, con la pretensión de dar visibilidad a tendencias en auge de slow fashion que surgen en la isla.
El Congreso fue clausurado por el Ministro de Agricultura, Pesca e Industria, Luis Planas, por el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruíz Cruz, y por la decana del Colegio de Ingenieros Agrónomos y presidenta de la Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos, María Cruz Díaz.

el uso de pesticidas y el derroche de agua suponeN, hasta unos 10.000 litros, pARA LA CONFECCIÓN DE unos simples pantalones vaqueros

“La moda sostenible está en auge y son muchas las firmas que se apuntan al slow fashion, con la pretensión de salvar el planeta, concienciar sobre el impacto global y ayudar a preservar los recursos y especies de la Tierra”, ha apuntado Marta Díaz en su ponencia, afirmando que la moda es la segunda industria más contaminante del planeta, solo por detrás del petróleo. “Estamos hablando de un sector que emite más gases invernadero que todos los vuelos internacionales y transportes en barco juntos, por no hablar de la explotación de mano de obra barata, la crueldad hacia los animales, el uso de pesticidas y el derroche de agua que supone, hasta unos 10.000 litros, por unos simples pantalones vaqueros”, ha concluido la titular de Industria del Consell d´Eivissa, apelando a la necesidad de que las instituciones y los consumidores apoyen a estos nuevos empresarios.
También ha participado en estas jornadas el diseñador de la marca de moda ibicenca, Etikology, Luka Hariken, como máximo exponente de este nuevo concepto de pasarela ecológica de la isla de Ibiza, para abordar cómo es posible crear prendas elaboradas con algodones orgánicos y tintes naturales. Luka Hariken ha expuesto temas como la importancia del consumo consciente, la fabricación y el trabajo justo en el sector de la moda, la desinformación en el ámbito del reciclaje y los sencillos pasos que debemos conocer para poner remedio a los malos hábitos en cuanto a la compra y el uso de ropa industrial. Tal y como ha concretado el diseñador, “queremos demostrar que sí es posible crear moda con tejidos orgánicos cultivados desde la tierra y usando fibras naturales como el cáñamo”.
“En un mundo donde se producen alrededor de 100.000 millones de prendas anualmente, encontramos una minoría cada vez más presente que reivindica el valor de la sostenibilidad”, ha sentenciado el diseñador, quien ha recordado que “somos los que apostamos por el consumo consciente y por el desarrollo de una moda sostenible, ecológica y a la vez ergonómica, dando como resultado prendas cómodas y útiles”.

La noticia de la semana
Etikology, la percusora de la moda sostenible de Ibiza
Amparados bajo el sello Adlib Moda Ibiza, un total de ocho diseñadores trabajan en sus talleres partiendo de esta premisa. La firma Etikology, se ha convertido en pocos años en la pionera de esta tendencia. Nadege Seguin, diseñadora de la marca, descubrió en un viaje a África que quería cambiar los métodos de producción de la moda y encaminar su carrera hacia una forma de concebir sus creaciones más sostenibles, defendiendo el uso de pigmentos orgánicos que, al contrario de los sintéticos, no contienen componentes químicos derivados del petróleo, perjudiciales para la salud y el ambiente. Para realizar sus estampados, la marca apuesta por técnicas de shibori y ecoprint, consiguiendo que cada pieza sea única, diferente y exclusiva. Utilizan además un método empleado para la creación de piezas de arte decorativo denominado kakemonos. Todo un abanico de técnicas y procedimientos para crear prendas libres de tóxicos, químicos, cloros y tintes sintéticos.
Desde 2016, Luca Hariken, -en la foto- es el coordinador balear del movimiento Fashion Revolution,un movimiento global sin ánimo de lucro que cuenta con equipos en más de cien países repartidos por todo el mundo.

Esta organización, que ofrece campañas para la reforma sistémica de la industria de la moda y una mayor transparencia en la cadena de suministros, surgió a raíz del fatídico acontecimiento del 24 de abril de 2013, cuando se derrumbó el Rana Plaza, un edificio de ocho plantas que albergaba talleres de confección que suministraban ropa low cost a una gran cantidad de marcas internacionales. La tragedia, en la cual murieron 1.135 trabajadores y dejó a 2.500 heridos, puso sobre la mesa lo que ya muchas organizaciones llevaban años denunciando: las pésimas condiciones laborales de los trabajadores de la industrial textil de los países empobrecidos, en condiciones de semi esclavitud, con un sueldo de unos 30 euros al mes y el trabajo en unas infraestructuras en malas condiciones.

Según nos cuenta Luca, “fue a raíz de una reunión con la Coordinadora Nacional, Gemma Gómez, en la feria Biocultura cuando se nos propuso y aceptamos aportar nuestro granito de arena difundiendo información y promoviendo el consumo textil sostenible a través de acciones locales”. El objetivo es crear conciencia en los consumidores y dentro de la propia industria ya que como bien dice “debemos asegurarnos que tragedias como la de Rana Plaza no vuelvan a sucederse y que los trabajadores textiles puedan realizar sus tareas bajo unas condiciones laborales seguras y cobrando un salario digno que les permita vivir”.

Carme Coll, experta en moda

Escucha PODCAST de Mod@ On sobre moda sostenible