Los asistentes a la fiesta rave más larga del mundo, recuerdan su confinamiento en Panamá

Los asistentes a un festival trival en la isla de Colon, quedaron confinados más de 80 días por la Covid-19. Parece un titular de ficción pero, es la realidad que han vivido los más de 50 participantes que quisieron agotar hasta el último minuto la que ya se considera la fiesta rave más larga de la historia. En 2020, el Tribal Gathering es uno de los últimos bastiones de la cultura trance en el mundo. ¿Por qué? Sus asistentes han permanecido sin salir de su locación debido a la cuarentena que Panamá ha seguido por la COVID-19. Pasaron semanas enteras en un entorno paradisíaco que se tornó cada día menos en un paraíso y más en un grito desesperado por volver a casa. Los organizadores y asistentes recordaban su experiencia en un video, a través de la revista digital Vice, en el que observamos a muchos asistentes, hartos de estar en Playa Chiquita, Colon, Panamá.

El festival comenzó el 29 de febrero y tenía que terminar el pasado 15 de marzo. 

El Tribal Gathering, se realiza año tras año y acuden decenas de amantes de la música de todo el mundo para celebrar la cultura de los pueblos indígenas, en un par de semanas llenas de sonidos  y naturaleza. Sin embargo, la pandemia impidió que pudieran regresar a sus lugares de origen y algunos salieron de la isla a principio de semana tras poder desmontar y embarcar los equipos de sonido y la infraestructura del evento.

La fiesta rave se convirtió en un campamento improvisado, con muchos de sus asistentes incapaces de regresar a sus hogares y quejándose de vuelos insuficientes y discusiones tensas con las embajadas”, indica el diario The Guardian, que también recoge las declaraciones de algunos de ellos . “¡He estado acampando en una playa durante 80 días!”, reveló el activista y artista Doug Francisco, participante del festival.

Así las cosas, queda el recuerdo de esta experiencia en este pequeño documental que resume algunos de los momentos vividos en el confinamiento de la última fiesta del planeta.

El evento se extendió hasta convertirse en una fiesta sin fin, debido a la imposición de la cuarentena.