El velòdrom será el escenario del record mundial en pista de 1.000 km

Comienza la cuenta atrás. El Velòdrom de les Illes Balears, antiguo Palma Arena, será el escenario de una carrera contra el tiempo en bicicleta para superar el récord mundial de 1.000 km en pista. Los días 1 y 2 de junio, el ciclista aficionado José Manuel Díaz Palomares tendrá que dar 4.000 vueltas en menos de 41 horas y 53 minutos.

“Es el desafío más grande al que me enfrentaré. Es un terreno nuevo, mayor distancia, monotonía, diferente ritmo… será duro”, cuenta Palomares en IB Magazine. Pero también asegura que su gran virtud es la fortaleza mental, así que se ve más que capaz.

Todo ocurrió por una llamada. Josep Palacios, que siempre ha apoyado al ciclista, le ofreció el reto con el fin de apoyar la ong Life Mu Ghetto, fundada por su yerno Lucky Man y el constante apoyo de Jessica Palacios, dedicada a darle una vida mejor a los niños abandonados de Uganda. “Estoy muy involucrado con la ong, tanto mi hijo como yo somos socios, así que no podía decir que no”, cuenta.

La cita se acerca y solo queda tiempo para seguir entrenando, que lejos de ser un sacrificio, es todo un placer para Palomares. Lo más difícil es calcular el reducido tiempo de descanso para que el cuerpo no falle, y tampoco la mente. “Descansaré cuando vea necesario, creo que podré recorrer los 1.000 km en 38 horas”, asegura.

Para apoyar la causa, están a la venta las camisetas solidarias a 10 euros, o si se prefiere, se pueden hacer donaciones, ya que la entrada es totalmente gratuita. “Con muy poquito aquí, se hace mucho allí”.

Escucha PODCAST de la entrevista completa a José Manuel Díaz Palomares.