La joyería se suma a la sostenibilidad y a las políticas de transparencia

Tras la apuesta que ha hecho la industria textil por la sostenibilidad, el mercado de la alta joyería se suma al objetivo FAIRMINED, un estándar internacional que certifica el oro y la plata procedentes de organizaciones mineras artesanales y de pequeña escala que utilizan métodos respetuosos con el trabajo de los mineros y el medio ambiente al evitar usar productos químicos tóxicos.
Y es que desde el estreno en 2006 de Diamante de sangre, la película de Hollywood que conmocionó a la industria de la joyería al exponer la corrupción que predomina en la minería y el comercio de diamantes, la concienciación ha seguido aumentando entre los consumidores y ha obligado a la industria a ser más transparente con sus prácticas. La campaña internacional No Dirty Gold en 2004, fue uno de los primeros movimientos para concienciar a los clientes y minoristas sobre el impacto ambiental y humano de la extracción de oro.

Y es que si hablamos de impacto ambiental el oro que necesita una sencilla alianza genera al menos 20 toneladas de desechos. Se ha comparado el residuo que genera al equivalente de dos elefantes adultos y medio que van a parar al sistema de agua. Esto está llevando de cada vez más a que los diseñadores se decanten por utilizar exclusivamente oro y platino reciclados.

Aumentar la concienciación y buscar un oro responsable se ha convertido en el objetivo.

Las minas de oro, uno de los materiales más utilizados en joyería, han provocado el desplazamiento de las comunidades indígenas que vivían en regiones ricas en oro y contamina los cursos fluviales con el vertido de sustancias químicas como cianuro y mercurio, necesarias para separar el oro del mineral. Actualmente, la industria está haciendo propósito de enmienda certificando el oro que cumple con los estándares internacionales de sostenibilidad.
El oro FAIRTRADE y FAIRMINED, son dos certificaciones distintas verificadas por un sistema de auditoría externo que toma en cuenta condiciones laborales, salarios justos, manejo de químicos, derechos de la mujer y trabajo infantil. Su coste es de un 5 a un 10% más que en el mercado bursátil, pero el consumidor no lo paga, lo costea la firma.

Que el entramado internacional del mercado del alta joyería tome conciencia de esta situación es un hito en una carrera de largo recorrido al que ya dio el pistoletazo de salida a la industria de la moda en el sector textil de la mano del movimiento Who Made my Clothes “quién confecciona mi ropa” basado en la ética profesional con las grandes corporaciones que elaboran las prendas. De este modo una vez que el discurso sobre la sostenibilidad y la transparencia de los recursos está sobre la mesa, se plantean otros campos de actuación como puede ser la joyería.

La asociación FAIRMINED es la única autorizada en producir los lingotes que, con su estricta numeración, se distribuyen entre los socios colaboradores se trata de ir al camino del oro ético. Se entiende por oro artesanal el procedente de minas a pequeña escala caracterizadas por su naturaleza y que requieren poca tecnología especializada. El certificado garantiza una cadena de suministros responsable y libre de conflicto.

El viaje hacia este lujo sostenible se da también en el diamante con una joyería elaborada con diamantes procedentes de proveedores respaldados por el RJC, el Consejo de la Joyería Responsable.

Desde el 1 de julio Chopard se adhiere a la sostenibilidad, adquiere un compromiso con la responsabilidad social y la ética empresarial dirigida a vigilar cada paso que da el oro en su trayecto desde el yacimiento hasta el joyero. Sus creaciones se realizarán utilizando solamente oro 100 × 100 responsable. Otras marcas ya forman parte de esta iniciativa como Bulgari que ya es miembro del consejo de joyería responsable desde 2005 o Tiffany & Co. una de las primeras empresas de lujo implicadas en la vigilancia de sus cadenas de proveedores que no trabajan con minas en países donde existen conflictos bélicos o que no respetan los convenios laborales internacionales.

 

La noticia de la semana:

Sauvage Privé, la nueva colección del joyero internacional Roberto Coin.

Hace unos dias tuvo lugar la presentación de la última colección de joyas del diseñador Roberto Coin en la Relojería Alemana de Puerto Portals. Tanto la Alta Joyería como los medios de comunicación reconocen a Roberto Coin como un espíritu pionero y el creador de algunas de las tendencias de joyería más interesantes de la última década.

Desde 1996, que firmó una colección de joyas llamada Appassionata, formada a partir de pequeños conjuntos de rubíes marcó el comienzo de la historia de la marca Roberto Coin. Una marca impulsada por la pasión de su fundador por la vida y el arte.

La marca encuentra las fuentes de inspiración en las diversidades del mundo. Cada una de sus creaciones es el resultado de un emocionante viaje entre culturas multiétnicas e influencias, a través de la naturaleza, bien equilibrada entre el pasado y el futuro.

Cada una de sus joyas cuenta una historia diferente , una historia que lo envuelve en el inconfundible atractivo de la identidad única y el estilo.
Con su deseo constante de crear algo nuevo y diferente, Roberto Coin lanza alrededor de 5 colecciones completas cada año, colecciones que satisfacen ampliamente las innumerables demandas del mercado.

El diseñador Roberto Coin concedió una entrevista al equipo de [email protected] ON de IB Magazine.

Más de 600 piezas al año que se trabajan todos los días. La fantasía de Roberto Coin se traduce en la realidad de manos de artesanos italianos, guardianes de las antiguas tradiciones de los maestros de la joyería. Su talento da vida a las obras de arte en miniatura.

Están disponibles en más de 1.000 boutiques ubicadas en 60 países de todo el mundo, cada una transmite la misión del fundador de la compañía: ofrecer a cada mujer una pieza original de joyería, lejos de lo común, que exalta las cualidades estéticas y espirituales que la hacen ser quien es, única y distinta.
El compromiso de Roberto Coin con la responsabilidad social y ética comenzó hace mucho tiempo y ha hecho que a día de hoy esté en la Junta Directiva del Consejo Mundial del Diamante que, junto con las Naciones Unidas, fundó el Proceso de Kimberly. Todos los diamantes usados en las creaciones de la empresa están certificados por el Esquema de Certificación del Proceso de Kimberley que garantiza que provienen de zonas libres de conflicto.

Roberto Coin también se compromete a mantener fuera de su cadena de distribución el oro suministrado por los productores sospechosos de violaciones de los derechos humanos. Él cumple con las regulaciones establecidas por la Ley Dodd Frank que requiere que los orígenes de todo el oro importado en los Estados Unidos estén certificados libres de conflicto.
En reconocimiento a su sincera dedicación, Roberto Coin fue invitado al pabellón de las Naciones Unidas en Shanghai en 2010 para hablar sobre el lujo responsable en el futuro de la industria de la joyería. También ha sido profesor de ética de marca en otras muchas ocasiones: en la Universidad de Ginebra, en la Exposición de Panamá y en las Conferencias Internacionales de Diamantes celebradas en Dubai, Moscú y Estambul.

Con su nueva colección de vanguardia, Sauvage Privè, Roberto Coin narra su visión de la mujer del futuro.
Las siluetas opuestas de las joyas son el vínculo de conexión que las ancla al mismo concepto inspirador: dos elementos, dos partes distintas que se enfrentan mutuamente unidas por un vínculo invisible.
Formas atrevidas, geométricas, siluetas contrarié trabajadas con la técnica pavé (montaje de la pieza con pequeños diamantes).

La presentación contó con una muestra de piezas de otras colecciones como, la colección Animalier, concebida como un capítulo abierto en el universo creativo de la firma. Cada año crece en tamaño y exuberante. Es un camino creativo largo e inspirador que cada pieza de la colección viaja hasta convertirse finalmente en una criatura completa en cada detalle.

Los detalles anatómicos se estudian cuidadosamente para que las joyas de la colección se conviertan en magníficos símbolos de la perfección de la naturaleza. Pequeñas esculturas artísticas magistralmente creadas por las manos del artesano italiano.

Con los años las criaturas imaginarias se han unido a los animales del mundo real de la colección. Los animales inspirados en leyendas orientales o en las fábulas infantiles han convertido la colección en un verdadero reino animal envuelto en un encanto mágico con muchas historias para contar.

Por otro lado, la colección Barocco es la reinterpretación moderna de la línea barroco, históricamente uno de los mayores éxitos de la compañía. El enfoque de Roberto Coin en esta nueva serie de creaciones está en la reelaboración de la técnica del hilo retorcido que aquí lleva a un nuevo nivel de genialidad. Cada pieza está delineada completamente en hilos de oro trenzados, tejidos y formatos para crear nuevas soluciones artísticas. A veces, el oro es la estrella absoluta del espectáculo y otras veces los diamantes blancos se unen al oro en un brillante juego de luces y sombras.

Otra de las colecciones de la muestra es Princess Flower, todo un universo dedicado al símbolo por excelencia de edad y belleza: la flor. La técnica de alambre trenzado es típico de esta colección. Algunas superficies son lisas y otras más rugosas para evocar las diversas características de las fragancias. Los collares y pulseras tienen una secuencia de flores de diferentes tamaños que sugieren un verdadero jardín de flores, mientras que los anillos y colgantes tienen una sola flor.

En definitiva, joyas que combinan una excelente artesanía y tecnología con un estilo contemporáneo que ha conquistado incluso a los amantes de la moda más exigentes.

Alejandra de Rojas, una madrina de lujo

Alejandra de Rojas importante influencer y editora de moda en Telva amadrinó la presentación de Coin.

Pertenece a una familia de lo más monárquica. Nacida en el seno del matrimonio formado por Charo Palacios, la modelo favorita y musa de Elio Bernhayer, y el fundador de la falange, Eduardo de Rojas Ordóñez, el quinto Conde de Montarco.
La hija de la Condesa de Montarco, refleja la pasión por la moda que su madre tanto le inculcó. Charo Palacios ayudó a elevar el caché y la consideración de las modelos de los años sesenta por el hecho de pertenecer a una familia de la élite social. Alejandra, convertida en una importante influencer y editora de moda en Telva ha sabido labrarse su propio camino en el mundo de la moda.

Carme Coll, experta en moda 

Escucha PODCAST de la sección de moda de IB Magazine, cada semana [email protected] ON