El Grupo Mascaró y la internacionalización del calzado de Menorca

mascaró aniversario

‘De Ferreries al mundo’ tituló la prensa en octubre de 2014, tras el fallecimiento de Jaime Mascaró, fundador y padre de las zapatillas de ballet que han conquistado el corazón del público femenino. Las marcas Mascaró, Pretty Ballerinas, Úrsula Mascaró y Pretty Loafers, son las embajadoras de esta empresa familiar que este año celebra el 100 aniversario y que ha sabido llegar hasta la alfombra roja de las celebrities. Un liderazgo de mercado indiscutible que ha reunido en el segmento del zapato plano y de tacón, tradición, diseño, calidad, innovación y comodidad, todo ello enmarcado dentro de un lujo asequible. La fábrica, situada en el Polígono Industrial de Ferreries, es una de las primeras empresas españolas del sector calzado.

mascaró linea
Línea de cabecera de Mascaró, empresa que conmemora su centenario

La trayectoria de la familia Mascaró en la industria del zapato empezó en Menorca en 1918, de la mano de los hermanos Pedro -‘mestre Perico’- y Antonio Mascaró, con la creación de un taller artesanal en Ferreries, bajo la denominación Zapatillas Ferreries.
La segunda generación, encabezada por sus los hijos de ambos, los primos Jaime y Joan Mascaró, llevó a cabo la transformación en una fábrica de calzado, con la profesionalización de los procesos de producción y el impulso a la venta fuera de Menorca mediante una acertada política comercial. En 1980, Jaime creó la compañía Jaime Mascaró S.A. impulsó un proceso de crecimiento y consolidación que ha hecho posible su internacionalización y presencia en numerosos países como producto de calidad, diseño y moda.
A finales de los años noventa se incorporaron a la empresa Lina y Úrsula, las hijas de Jaime Mascaró y Francisca Pons, que prosiguieron el crecimiento y desarrollo desde la gerencia y la dirección comercial, que asumió Lina, economista; y el departamento de diseño y creatividad, a cargo de Úrsula, formada en Milán y en el Central Saint Martins de Londres y en la Escuela de Artes Visuales de Nueva York.
David Bell, ex marido de Úrsula Mascaró, agente comercial de la fábrica menorquina en Reino Unido, impulsó las Pretty Ballerinas a partir de 2005, un calzado asociado a la imagen y al producto de Jaime Mascaró, hasta convertirse en una marca de prestigio internacional.
Cada diseño está creado con pasión y cariño por artesanos zapateros que, en muchos casos, son hijos y nietos de los trabajadores que iniciaron esta aventura con la familia Mascaró a principios de siglo.

Fabrica Mascaró en Ferreries
Su fábrica y sede central se encuentra en la localidad menorquina de Ferreries

Sólo las mejores pieles españolas e italianas son seleccionadas y usadas en las colecciones para garantizar el estilo, la calidad y la comodidad de cada uno de sus diseños.
Mascaró ha sido una compañía solidaria mucho antes de que se acuñara el término de la “Responsabilidad Social Corporativa”.

 

 

Una compañía que desde sus inicios se ha preocupado por el bienestar de sus trabajadores; por el impacto en el medioambiente utilizando técnicas de reciclaje para impactar lo menos posible en el entorno; y con un comportamiento responsable y sostenible en todas sus actividades.

Un negocio verticalmente integrado que diseña, produce y comercializa sus propios productos y que en la actualidad cuenta con 90 tiendas en 22 países de los cinco continentes.

El Grupo Mascaró está compuesto por cuatro marcas:

 Mascaró – una marca de calzado de moda especializada en salones, diseños “casual” para todos los días, botas elásticas y creaciones de inspiración hípica.

 Ursula Mascaró – la firma fashion de alta gama por excelencia que brilla con luz propia en las alfombras rojas gracias a sus detalles sexies y exclusivos.

 Pretty Ballerinas – favorita de las principales celebrities internacionales, ofrece la más amplia variedad de bailarinas de calidad.

 Pretty Loafers– preciosos mocasines, slippers y diseños acordonados que juegan con la ambigüedad del look dandy.

Cada zapato pasa por entre 60 y 100 manos durante el proceso de diseño y producción. La fábrica puede ser visitada y la mayoría de los acuden quedan deslumbrados después de conocer todos los pasos que sigue un zapato desde que empieza a crearse hasta que está terminado. Dan trabajo además a unos quinientos empleados y llevan superando durante años la barrera de los cincuenta millones de euros de facturación anual.

La presencia del Grupo en eventos destacados es ya más que habitual. Muchas celebrities que escogen calzado del Grupo Mascaró para lucir sus mejores galas. En la última edición de los premios Goya la línea Mascaró calzó con diferentes modelos de zapatos salón y sandalias de lo más elegantes a actrices de la talla de: Dafne Fernández, Aura Garrido, Leonor Watling, Elena Furiase, Elena Ballesteros, Mónica Cruz, Marta Torné, Najwa Nimri, Mariam Hernández, Nora Navas, Goya Toledo, las directoras de cine Paula Ortiz y Gracia Querejeta. También de Mascaró eran los espectaculares peep toes de Antonia San Juan.

coleccion calzado MascaróOtras actrices como Ana Turpin y Clara Méndez optaron por unas sandalias de la firma Úrsula Mascaró. Y como no, destacar la espectacular campaña de Pretty Ballerinas que protagoniza Olivia Palermo, la It girl por excelencia.

 

 

HISTORIA DE LA MARCA
Mascaró fue fundada en el municipio de Ferreries en 1918 por Pedro Mascaró y su hermano Antonio, como taller artesanal de zapatillas de ballet. Esta fue la semilla de un taller próspero que nació como Zapatillas Ferreries, en el que se incorporaron Jaime, hijo de Pedro, y su primo Juan en los años 50, para ponerse al frente del proyecto e iniciar el proceso de transformación.

Grupo Mascaró Ferreries
Esta fue la semilla de un taller próspero que nació como Zapatillas Ferreries

Fueron unos inicios de mucho trabajo en los que Jaime también ejercía de electricista por las mañanas pero acudía por las tardes a montar las bailarinas de danza que posteriormente vendía en la isla. Muy pronto se empezó a demostrar el carácter emprendedor pero también visionario de Jaime Mascaró, cuando con apenas veinte años, se embarcó destino a Barcelona con una colección del taller familiar bajo el brazo.

 

 

El propósito era mostrar su trabajo artesanal en la Península en una época, a principios de los años 60, en que salir a vender fuera de Menorca era solo apto para expedicionarios intrépidos. Después de este viaje, Mascaró comprendió que más allá del mercado de la danza, también existía un enorme potencial en el sector del calzado de niñas ya que poniéndole una suela más dura y un pequeño tacón, las zapatillas de ballet de Ferreries se transformaban en un perfecto zapato de calle.

El primer gran salto fue la fabricación de las “bailarinas” para niñas pero pronto hizo un paso más grande cuando las madres de estas niñas, tal como explica la revista Vogue, empezaron a pedirle los mismos diseños en tallas para ellas, “creando el germen de su primera colección de mujer”. Entre la década de los años 60 y 70, Jaime Mascaró transformó el taller artesanal en una fabrica de calzado e inició el proceso de expansión por toda España, además de anticiparse a su tiempo y contratar un diseñador italiano como director creativo de la firma.

Está en la misma liga de las grandes marcas como Prada, Gucci o Louis Vuitton

Pero, quizás, una de las decisiones más importantes de la vida empresarial de Jaime Mascaró, en la que todo el mundo coincide, fue la que tomó en el año 1980. Abandonó Zapatillas Ferreries, la sociedad familiar fundada por su padre y su tío en la que trabajaba con su primo, para crear su propia empresa, Jaime Mascaró S.A., inaugurando la actual fábrica que preside el polígono industrial de Ferreries. La capacidad de expansión en la que creía, gracias a la que hoy tiene presencia en los cinco continentes, era en aquel momento un propósito arriesgado en su cabeza pero que llevó a cabo con firmeza, determinación y una intensa dedicación.

El siguiente paso fue abrir su primera tienda en 1984, convirtiéndose en uno de los primeros empresarios del calzado en lanzarse a la apertura de establecimientos propios en España. La internacionalización del negocio se inició en la década de los años 90 cuando abrieron tienda en París, coincidiendo con la incorporación progresiva al negocio de la tercera generación. Dos de las tres hijas de Jaime Mascaró entraron a trabajar con su padre en áreas bien distintas. Lina, que era economista, asumió la dirección comercial mientras que Úrsula, que se había formado en diseño en Inglaterra, Italia y Estados Unidos, pasó a dirigir el departamento de diseño y creatividad, lanzando también su propia marca. En 2002 inauguraron tienda en Nueva York, recibiendo por aquel entonces el reconocimiento como empresa líder del sector del calzado. A nivel societario, Jaime Mascaró S.A. se encargaba de la fabricación para tiendas propias y para clientes multimarca pero también crearon la empresa Desarrollos Insulares S.A., que se encargaba de hacer toda la parte de retail, tienda propia e integración vertical, de la cual colgaban todas las afiliadas de Europa y Estados Unidos. La asistencia a las ferias nacionales e internacionales del sector se convirtieron en constantes, como parte también de su extensa actividad comercial.

 

PRETTY BALLERINAS. El esfuerzo por encontrar un producto diferenciado ligado a diseño e innovación vio su gran recompensa en 2005 con el lanzamiento de las Pretty Ballerinas, sin duda uno de los logros más estelares de la firma menorquina que la catapultó definitivamente. Una recreación de las zapatillas que Jaime Mascaró ya comercializaba pero a las que añadieron diseño y marketing de la mano de David Bell, principal responsable de esta transformación. Fue como un viaje a sus orígenes más tradicionales pero con un nuevo look más fashion, un zapato cómodo y elegante pero que se volvió a inventar revestido de pedrería de Swarovski, de piel o de pelo, en función del mercado al que se dirigía.

Carme Coll mod@ on
Carme Coll, rodeada de nuevas creaciones de la firma menorquina

El gran salto se produjo en 2008 cuando la modelo alemana Claudia Schiffer apareció en público calzando unas Pretty Ballerinas, que pasaron en aquel momento a convertirse en un referente entre las celebrities de todo el mundo. A partir de entonces, Kate Middleton, Angelina Jolie, Elle Macpherson, Katie Holmes, la Reina Letizia o Kylie Minogue se han convertido en incondicionales de sus marcas.

 

“La estrategia de celebrities fue de David, Úrsula y Quique Díaz, responsable de comunicación de la empresa”, comentaba Julio de Olives, director general del Grupo Mascaró. “Al lado de un producto diferenciado y de calidad, las celebrities nos ayudaron mucho en temas de relaciones públicas, ya que teniendo en cuenta que no podemos disponer de un presupuesto alto en publicidad como otras firmas (no hacemos anuncios de televisión), nos brindó una gran visibilidad y nos facilitó aparecer en la alfombra roja”, añade. “El hecho de que nos hayamos especializado en el nicho de zapato plano con las Ballerinas y en el nicho de alfombra roja de mucho tacón ha contribuido a mejorar nuestro posicionamiento”, comentaba De Olives. En 2007 abrieron su tienda insignia de Pretty Ballerinas en Londres y dos años más tarde, también lo hicieron en Nueva York, en Lexington Avenue. Además, lanzaron la línea para niñas Pretty Ballerinas Young Princess. La diversificación en nuevos mercados a través del sistema de franquicias Pretty Ballerinas en Sudamérica, Europa del este, Europa orienta y África con la apertura en Sao Paulo, México, Bucarest, Líbano y Johannesburgo. Además de otras aperturas en Armenia, Israel, Jerusalén o Estambul. En 2013 lanzaron las Pretty Loafers, un nuevo modelo en la misma línea de las Ballerinas pero como mocasín.

En el plano internacional el Grupo Mascaró se ha convertido en especialista en hacer un zapato de mujer de mucha calidad. Están en la misma liga de las grandes marcas como Prada, Gucci o Louis Vuitton pero especializados en calzado ya que la parte de complementos es mucho más reducida.

El 2013, vino marcado por la transición hacia la nueva dirección, con el nombramiento de Julio de Olives como director general en una gestión conjunta con un organigrama de siete directores: Bep Martí, director de Producción y Sistemas; Martí Florit, director de Finanzas; Lina Mascaró, que a parte de ser accionista y miembro del consejo de administración como su hermana, es directora comercial; Úrsula Mascaró, directora de Diseño, Productos y Materiales; Paco Alberto, director de Logística; David Bell, director de Marketing, E-Commerce, Supervisión de Retail y Expansión de Nuevas Zonas, y Quique Díaz, director de Comunicación.

La [email protected] en cifras

– En el transcurso de los meses de febrero y marzo tienen lugar la mayoría de las ferias del sector y el calzado menorquín siempre está presente. Cabe destacar entre las ferias, FN Platform Las Vegas, Gallery Shoes y MOMAD SHOES en Madrid. Según el presidente de la Asociación de fabricantes de calzado de Menorca, Juan Carlos Fernández, la feria MOMAD Shoes, celebrada en IFEMA (Madrid), se trata de una de las citas más importantes ya que cerca del 40% del mercado de las empresas menorquinas es nacional.
– En esta edición de MOMAD Shoes, la plataforma comercial de la industria del Calzado en España y Portugal, han participado más de 200 marcas de calzado y accesorios nacionales e internacionales, presentando sus colecciones para la temporada Otoño-Invierno 2018-19.
– La Comunidad Valenciana es la región española con mayor representatividad en esta quinta convocatoria de MOMAD Shoes, seguida de Castilla-La Mancha, La Rioja, Illes Balears y Cataluña.
– En cuanto a las firmas participantes de Menorca, muchas de ellas pertenecen a la Asociación de Fabricantes de Calzado de Menorca que está integrada por un total de 30 empresas con fábricas ubicadas en diferentes municipios de la isla: 5 fábricas en Alaior, 18 en Ciutadella, 1 en Es Migjorn Gran, 5 en Ferreries, 1 en Maó.
– Otro de los certámenes más importantes del calendario internacional es MICAM Milano, que se celebró del 11 al 14 de febrero. Seis empresas con un total de 10 marcas, pertenecientes a la Asociación de Fabricantes de Calzado de Menorca estuvieron presentes presentando sus nuevas propuestas para otoño/invierno 2018/2019. Las marcas expositoras fueron: C.DOUX & SALORD JOVER, CASTELL MENORCA, ARGILA & HOMERS, MASCARO & PRETTY BALLERINAS & URSULA MASCARO, PONS QUINTANA y RIA MENORCA. – En MICAM, participaron más de 1400 expositores, siendo España, con 185 expositores, el segundo país con mayor número de participantes.
– La presencia de las empresas de calzado de Menorca en las principales ferias de calzado es obligatoria ya que desde hace años, la exportación, según nos demuestra el estudio de producción que anualmente elabora la Asociación, es la partida más importante de su facturación, llegando a representar alrededor del 60 por ciento de la cifra de negocio.
– El sector exterior del Calzado español mostró una mejoría en sus resultados de enero a noviembre de 2017. Durante este periodo, las exportaciones de calzado alcanzaron los 2.500 millones de euros y los 148,1 millones de pares, lo que supone un incremento del 1,5% en valor y del 2,6 % en volumen, respecto al mismo periodo del año anterior.
– En cuanto a las exportaciones de marroquinería española, ascendieron a 960,1 millones de euros, un 4,71% más que en 2016.
– En los mercados extracomunitarios, el calzado español siguió avanzando en la consolidación de las ventas, alcanzando en valor crecimientos superiores al 10% en Estados Unidos.
– En lo que respecta a importaciones, en los primeros nueve meses de 2017 entraron en nuestro país 246,2 millones de pares por valor de 2.315,2 millones de euros. China continúa encabezando la lista de proveedores de calzado al mercado español. En los primeros nueve meses de 2017 España importó del gigante asiático un total de 153,4 millones de pares, por valor de 825,5 millones de euros.

[email protected] OFF
¿Habéis oído hablar alguna vez de…? Las MOON-BOOTS
moon-boots

Es el nombre que reciben un tipo de botas de descanso de esquí, de mucho abrigo, fabricadas en nailon y suela de goma. Recibieron este nombre, que fue además con el que se comercializaron las primeras, por su parecido a las que usaron los primeros viajeros que fueron a la luna.

 

 

La noticia de la semana:

Úrsula Mascaró es la reina de los zapatos en Menorca y la conoce el mundo entero por sus Pretty ballerinas, una pieza fetiche en los armarios. Calza a Reinas, It girls, modelos, actrices y gente de la alta sociedad. Ha diseñado calzado para algunas de las damas más conocidas del mundo, entre las que se encuentran la Duquesa de Cambridge, Doña Letizia Ortiz, Angelina Jolie, Penélope Cruz y Paris Hilton.

Todos sus diseños se fabrican exclusivamente en Ferreries, pueblo donde su abuelo empezó fabricando zapatillas de ballet en 1918. El calzado de Úrsula Mascaró se fabrica artesanalmente con materiales de primera calidad. La combinación de estos materiales con la sabiduría artesanal, heredada de padre a hija, con la tecnología de última generación, logran que el producto se de lo más excelente.

Ursula Mascaró
Ursula Mascaró, se deja influenciar por sus sentimientos y por el mundo que nos rodea

Úrsula estudió moda y diseño en Milán en el famoso Instituto Marangoni antes de lanzar su propia colección. Empezó sus estudios en decoración, <<empecé decoración, pero me limitaba mucho, debía captar el gusto de una sola persona y yo quería llegar a más gente. El ambiente que se vive en Milán me abrió los ojos. Podía llegar a la gente a través de la moda>>.

Y así empezó todo… <<cuando regresaba los veranos a casa, me tocaba trabajar cortando pieles, pegando lacitos. Pero en el verano de 1991 le propuse a mi padre crear una pequeña línea de zapatos y aceptó>>.

 

 

encontrar un producto diferenciado ligado a diseño e innovación vio su gran recompensa en 2005 con el lanzamiento de las Pretty Ballerinas, sin duda uno de los logros más estelares de la firma menorquina que la catapultó definitivamente

olivia palermo
Olivia Palermo, nueva imagen de Grupo Mascaró

Su filosofía en el diseño, es seguir las tendencias de moda internacionales pero adaptadas a un gusto muy particular y al momento, <<me dejo influenciar por mis sentimientos y por el mundo que nos rodea>>.
Este año se cumplen 100 años de la creación de Mascaró <<hemos fichado a Olivia Palermo que nos encanta y representa muy bien nuestra marca. También hemos hecho una colección capsula inspiración años 20, la época en que nació la empresa>>. Sus diseños están disponibles online y también en sus propias tiendas de París, Londres, Nueva York, Cannes, Mónaco, Madrid y Barcelona.

Carme Coll, experta en moda