El ‘Cojo Manteca’, la historia de un destierro

cojo manteca

En nuestro recorrido por los casos más peculiares de la crónica de sucesos de Balears, rescatamos para La Caja Negra de ibmagazine la historia de El Cojo Manteca.

El día 5 de mayo de 1999 fallecía José Lozano Manzano, conocido popularmente en Mallorca como «El Cojo Manteca de Palma». La noticia se conoció en los juzgados de Vía Alemania de Palma de una forma casual. Resulta que a raíz de unos trámites que tenían que efectuarse para que el discapacitado fuera reclamado de la cárcel de Quatre Camins (Barcelona) para asistir a otro juicio en su contra por la rotura de un escaparate, el centro penitenciario catalán informaba de su muerte.

cojo manteca
José Lozano,”el cojo manteca” en una de sus múltiples detenciones

 

José estaba ingresado en el citado centro penitenciario en régimen abierto, por lo que disponía de un domicilio en Barcelona. Las circunstancias concretas de su muerte no se pudieron especificar, aunque parece que fueron a consecuencia de la enfermedad que padecía.

José Lozano Manzano tenía 49 años y nació en el madrileño barrio de Vallecas, en el seno de una familia de once hermanos y con escasos recursos económicos.

 

El periódico Ultima Hora entrevistó en cierta ocasión a nuestro protagonista y José Lozano dijo que desde su nacimiento, y a consecuencia de una poliomelitis, padecía parálisis total de las extremidades inferiores, por lo que siempre había necesitado de una silla de ruedas para desplazarse.

En el año 1987, en Palma, comenzó una «carrera» meteórica con la fractura de lunas de escaparate. Él reconocía que actuaba así porque quería estar en la cárcel, con sus amigos, y donde disponía de un techo, una cama y comida caliente. De hecho, son muchas las personas que eran conocedoras de que en prisión mantenía una relación sentimental.

Pero sus estancias en el centro penitenciario eran siempre por breves períodos de tiempo y, cuando salía, no tardaba mucho en volver a fracturar escaparates.

En el año 1996 las roturas fueron especialmente numerosas, llegándose a la cifra del centenar desde su inicio. Además, el discapacitado centró su campo de acción en el carrer Oms, provocando la indignación y movilización de los comerciantes.

Hay que decir que los responsables de los comercios solicitaron a las autoridades que se tomaran medidas contra él, ya que se dedicaba a fracturar los escaparates de casi todos los negocios del centro de Palma. A pesar de las limitaciones físicas del «Cojo Manteca» esta persona consiguió superar los controles de los aeropuertos y entrar de nuevo en la Isla, incumpliendo de esta forma el destierro. Después subía a un taxi y se dirigía al carrer Oms, provocando con su presencia la alarma de todos los comerciantes de la zona.

Después de largos meses de polémica, en abril de 1997 se ejecutó el primer destierro de Mallorca de «El Cojo Manteca». Pero él había prometido regresar, y lo hizo a los dos días. De nuevo hubo polémica, fractura de escaparate, detención y destierro.

Finalmente, José Lozano quedó ingresado en la cárcel de Quatre Camins, en Barcelona. «El Cojo Manteca de Palma» fue juzgado en numerosas ocasiones en los juzgados de Vía Alemania y en una ocasión en la Audiencia.

Julio Bastida, periodista Ultima Hora- Sucesos
Fotos: Archivo de Ultima Hora

Compartir