Un lugar al que volver

La temporada comienza, y la mayoría de hoteles ya lo tienen todo a punto para satisfacer a la oleada de clientes que quieren disfrutar de Mallorca. Es el caso de Cap Vermell Beach Hotel, en Canyamel, Capdepera. Desde el pasado día 15 de abril está abierto al público y con una ocupación de casi el cien por cien en esta reciente semana santa.

Su anfitrión, Tomeu Llull, se ha fijado en que muchos de los que quieren pasar sus vacaciones en la isla son residentes. “Prefieren conocer otros sitios de Mallorca a salir de viaje”.

Tomeu Llull anfitrión
Tomeu, derrocha simpatía y hospitalidad con los clientes y visitantes de Cap Vermell Country Club y de Beach Hotel.

Pero no todo es paisaje. El restaurante Vintage 1934, entra en temporada con una carta renovada. Su chef, Fernando Palomino, ha mantenido la langosta con huevo frito. “Parece que no tiene que cuajar, pero la gente se queda sorprendida por cómo un producto de lujo combina tan bien con algo tan básico y que todos tenemos en casa”, dice Llull.

 

Aunque este no es el único plato nuevo. Ensalada thai con bogavante, solomillos, lechonas y hasta postres nuevos recibirán a los clientes de Cap Vermell Beach Hotel, pero también a aquellos que no residan y quieran disfrutar de un delicioso manjar. Porque Vintage 1934 cuenta con su propio vivero de langostas y bogavantes.

La langosta es una de las especialidades estrella de la carta. Por ello, el restaurante tiene su propio vivero de langostas, excavado en la roca, que los clientes pueden visitar y donde pueden ver de primera mano la materia prima con la que se trabaja.

El restaurante cuenta con un plato que, aunque no es nuevo, tiene un éxito especial. Es la ensalada Cap Vermell, mejor conocida como “la ensalada solidaria”. Desde 2017, el Grup Cap Vermell tiene en su carta este plato de 12 euros, de los cuales 6 van destinados a distintas asociaciones. “Este año, el dinero recaudado irá dirigido a Aspanob, la Asociación Balear de Padres de Niños con Cáncer”, explica Llull.

Desde IB Magazine le deseamos un éxito mayor al anterior, aunque sea difícil, ya que se recaudaron casi 8.000 euros para Abaimar, Asociación Balear de Niños con Enfermedades Raras. El exquisito plato, hecho a base de distintas hierbas, sésamo, fresas y espárragos; podrá disfrutarse también en Balearic, restaurante de Park Hyatt Mallorca y en Hedonist Club.

El sello creativo del galardonado pastelero catalán Oriol Balaguer está muy presente en las propuestas dulces de Cap Vermell Beach Hotel, una colaboración que ya viene de lejos y que recomendamos disfrutar para poner el broche a una inolvidable comida o cena.

Escucha PODCAST con la entrevista completa a Tomeu Llull, anfitrión de CVBH.