La NASA descarta peligro por asteroide

Los principales medios anuncian que “cambios lo suficientemente marcados en las órbitas de un grupo de asteroides y cometas atrapados en la sombra de Júpiter puede representar una amenaza oculta para la Tierra”. Esa es la conclusión a la que llegaron en un reciente estudio sobre un determinado “objeto” dentro la sombra de Júpiter.

¿REALMENTE ESTAMOS ANTE LA AMENAZA DEL IMPACTO DE UN ASTEROIDE CONTRA LA TIERRA?

La respuesta a esa pregunta es “NO”. Pero ¿qué ha hecho que esta noticia tenga tanta expectación y sea tan “preocupante”? Para responder a esto debemos explicar a nuestros oyentes y lectores de IB Magazine que, Júpiter es el mayor de los planetas de nuestro Sistema Solar y como tal, esconde en su sombra muchísimos asteroides, cometas y otros cuerpos celestes que orbitan alrededor del de Júpiter, es decir, están unidos a él gravitacionalmente hablando, pero hay otros que su órbita gravitatoria es similar a la de Júpiter y no orbitan alrededor de Júpiter sino alrededor del Sol igual que lo hace Júpiter.

Estos objetos que orbitan alrededor del Sol, tienen una alta inclinación, es decir, si observásemos el Sistema Solar desde un lado, veríamos lateralmente una especie de horizonte donde todos los planetas están por decirlo así “equidistantes” en altura. Con lo cual solo veríamos a los planetas moverse en sentido horizontal de un lado al otro. Pues estos objetos de los que estamos hablando y de los que decimos que tienen una alta inclinación o excentricidad, es que orbitan con un ángulo de más de 40o con respecto al plano horizontal del Sistema Solar. Esto hace que su órbita sea casi circular.

Lo que ocurre es que una publicación en el “Monthly Notices of the Royal Astronomical Society”, cuenta lo que “podría” pasar si los objetos que en estos momentos están estables en la órbita de Júpiter, cambiaran su baja inclinación, es decir, la inclinación que en estos momentos tienen, por una alta inclinación o alta excentricidad. Y lo que ocurre es que orbitarían con una órbita mucho más ovalada. Esto implicaría que, si ocurriese, alguno de estos objetos podría impactar contra la Tierra.

¿PODRÍA DARSE EL CASO DE QUE ALGUNO DE ESTOS OBJETOS VARIASE SU EXCENTRICIDAD?

Es cierto que en la sombra de Júpiter existen muchos objetos que son muy difíciles de detectar desde la Tierra. En este momento como decimos, todos los objetos visibles están controlados. Para que eso ocurra, las órbitas deben variar. Pero por ahora no corremos ni estamos en peligro de colisión con ningún objeto.

¿QUÉ OPINA DE ESTO KENTA OSHIMA, INVESTIGADOR ASTRONÓMICO DEL OBSERVATORIO DE JAPÓN?

Ha sido él mismo quien ha dado la “voz de alarma”, al haber identificado un objeto dentro de estos objetos en la sobra de Júpiter, cuya trayectoria, parece, ser “potencialmente” peligrosa. Nos referimos al 2004 AE9. El objeto orbita alrededor de 1,5 unidades astronómicas, teniendo en cuenta que una UA es la distancia media entre el la Tierra y el Sol, es decir, este objeto, si la distancia media de la Tierra y el Sol es de 149.597.870 kilómetros y le sumamos la mitad más, es decir, 74.798.935 kilómetros, hablamos de que este objeto se encontraría de la Tierra a más de 224 millones de kilómetros. Y todo esto son conjeturas e hipótesis. A todo eso deberíamos sumarle y averiguar, la masa del objeto, la velocidad, el rumbo que lleva, si se sublima o no al pasar cerca del Sol (que probablemente sería inevitable) y eso podría variar su “morfología” y cambiar el rumbo y un larguísimo etc…

Desde mi minúsculo conocimiento en astronomía comparado con estos magnates queestudian el cosmos, creo que por ahora, al menos a mí, no me va a quitar el sueño y creo que hasta el momento no debería quitárselo a nadie.

David Fernández, experto en ciencia, evolución y misterio.

Escucha PODCAST de este edición de La Misterioteka en IB Magazine.