Consiguen las primeras imágenes de un agujero negro en la historia

Por fin hemos podido ver las primeras imágenes reales de un agujero negro.

Imágenes que demuestran que Albert Einstein estaba en lo cierto en absolutamente todas sus teorías.

¿QUÉ ES UN AGUJERO NEGRO?

Podríamos definirlo como una parte del Universo o más bien una región del Cosmos finita, en la que justo en el centro de este “punto” en el espacio, existe tal concentración de masa que genera tantísima gravedad, que ni tan siquiera las partículas de luz pueden escapar. De ahí que sean negros. Y lo fascinante es que, hasta el momento, nunca habíamos podido ver uno. Se sabía que existían, por lo que ocurre en su entorno, al igual que no podemos ver el viento, pero sabemos que existe por lo que sucede y podemos observar.

Unión en conjunto de varios radiotelescopios.

¿CÓMO SE HA PODIDO OBSERVAR Y TOMAR IMÁGENES?

Existe un proyecto llamado “Event Horizon Telescope”, (TELESCOPIO PARA HORIZONTE DE EVENTOS O SUCESOS), que no es más que la unión en conjunto de varios radiotelescopios (proyecto parecido al SETY SEARCH, que puede hacerse desde casa), que alrededor de toda la Tierra, pueden observar, de hecho, han observado, no el interior de un agujero negro, pero si el “horizonte de sucesos” de un agujero negro.

Una vez unieron todos los radiotelescopios de la Tierra, tenían dos opciones para poder “observar” e investigar los agujeros negros.

-Una opción era observar o intentar observar un agujero negro que está cerca y decimos cerca porque se encuentra en nuestra galaxia, nos referimos al agujero negro Sagitario A.

-La otra opción era el agujero negro que está establecido en la galaxia M-87 que fue el que escogieron por diversas razones que serían favorables para su observación.

¿CÓMO ES EL AGUJERO NEGRO DE M-87?

Bueno, no es que esté aquí al lado ya que está a unos 55 millones A/L, concretamente en la constelación de Virgo.

Su masa es algo brutal. La masa que está justo en el centro de este agujero negro, es decir, la parte más pequeña podríamos decir, es equivalente a 6.500 millones de soles como el nuestro.

Tiene un diámetro inmenso: 40.000 millones de kilómetros. Es como multiplicar la distancia del Sol a Neptuno (4.495 millones de kilómetros) y multiplicarla por 10.

¿CÓMO HA SIDO EL PROCESO PARA OBTENER UN AGUJERO NEGRO QUE NO SE VE SI ES NEGRO Y ABSORBE LA LUZ?

Un agujero negro en sí, no se puede fotografiar ya que es negro y absorbe como hemos dicho hasta las partículas de la luz. Pero lo que sí se puede fotografiar, son los efectos de gravedad que produce en las ondas de radio que emite la materia en una zona muy concreta. Y esa zona es precisamente la zona que está justo por encima del “horizonte de sucesos”. La gravedad del agujero negro, deforma el propio tejido del espacio-tiempo, creando una deformidad y marcando o delimitando la forma o la “sombra” del agujero negro con respecto al cosmos.

Para realizar esta operación, sincronizaron todos los radiotelescopios de la Tierra con relojes atómicos (son relojes que funcionan con frecuencias de resonancia atómica normal).

Se obtuvieron enormes cantidades de datos, terabytes de información por segundo, con lo cual no han podido aun descifrar toda esa cantidad de datos. Tanto es así que toda esa información, no pudo enviarse por internet para poder descifrarla y se tuvo que mandar en avión para ese propósito, llegando a obtener 4 peta bytes (10 elevado a 15).

Luego tuvieron que unir toda esa información mediante un complejísimo trabajo para poder obtener al final la preciosa imagen de ese anillo brillante que nos indica la colosal nube de gas y materia incandescente que se calienta a medida que cae en el horizonte de sucesos. En la fotografía se puede observar que el anillo brilla más de un lado que del otro. La zona donde brilla más es porque la materia se está moviendo hacia el lugar del observador. Este cambio de color es por el efecto Doppler, que lo que hace es disminuir las longitudes de onda si la materia se aleja de nosotros. Así sabemos hacia qué lado se mueve el agujero negro.

REFLEXIÓN:
Puede que una foto o dos no sea mucho para algunos, pero para mí significa que:

-Albert Einstein tenía razón en cuanto a la existencia de los agujeros negros y su enorme epicentro con esa tremenda gravedad.

-Estábamos en el camino correcto tal y como decía Stephen Hawkings a pesar de las disputas de otros científicos.

David Fernández, experto en ciencia, evolución y misterio de IB Magazine; autor de La Misterioteka .

Escucha PODCAST del último programa emitido.